jueves, 16 de junio de 2011

Consejos para que el currículum sea eficaz


El currículum es la mejor herramienta de márketing de quienes buscan empleo. Hacerlo bien es hacerlo sencillo: breve, ordenado y con la información precisa para cada oferta de trabajo.
Preparar bien un currículum es el paso previo para responder a una oferta de empleo. Enviar el mismo documento indiscriminadamente a cualquier empresa y prestar poca atención a la presentación son sinónimos de fracaso. Pero, ¿existen recetas mágicas para evitar que nuestro currículum termine en la papelera? La respuesta es no, aunque hay recomendaciones que pueden tenerse en cuenta y estructuras establecidas en función de las características de la oferta.
Desde el documento más espontáneo en el caso de los puestos menos cualificados, hasta los que se redactan en base a criterios específicos: el cronológico, el ejecutivo adaptado a cada oferta y los ordenados por competencias. "Un currículum es más que un trámite. Es el reflejo de una personalidad y dice mucho más del candidato que lo que aparece impreso en el documento", señala Alba Herrero, responsable de reclutamiento y selección en L'Oreal. Cada año pasan por sus manos más de 23.000 currículums y asegura que la intuición es fundamental a la hora de evaluar a una persona.
"Valoramos la creatividad, las motivaciones personales y la presentación", destaca. Herrero insiste en que es la mejor arma del candidato para venderse. Andrés Fontela, director general de operaciones de Cátenon, coincide en que se trata de una herramienta de márketing: por eso debe ser consistente y coherente con la carta de presentación, la estética y la redacción. Para Fontela, el currículum más eficaz es aquel que se adapta a cada oferta concreta.
De la misma opinión es Eduardo Vizcaíno, director general de la empresa de selección SHL. Afirma, además, que últimamente se está utilizando el currículum en inglés cuando se opta a determinados puestos. Vizcaíno explica que "la presentación y el lenguaje son muy importantes. Además, hay que huir de los tecnicismos" y asegura que incluir una fotografía ayuda al entrevistador, pero, en ningún caso, es obligatorio.
"Es imprescindible aportar los datos personales, la formación, la experiencia y los objetivos profesionales", aconseja Vizcaíno, para quien las aficiones, los seminarios y las conferencias no aportan información relevante. Para Marisol Cota, responsable de selección de Adecco, "esta información puede ser interesante en los casos que no tienen mucha experiencia".
Y si a los quince días no se ha recibido respuesta significa que el contacto se ha perdido? En la mayoría de los casos, no. Lo normal es que los departamentos de recusos humanos respondan para agradecer la participación en el proceso de selección o para comunicar que el documento ha pasado a una base de datos que puede usarse en el futuro.
"Por eso es importante incluir la fecha en el currículum", apunta Javier Rodrigo, director del área de selección de Hay Selección. Para Rodrigo se trata de una práctica poco habitual, pero que para las empresas es muy útil porque permite un mayor control de los candidatos. "Aunque disponemos de un archivo físico, para facilitar algunas búsquedas recurrimos a los que están informatizados", explica.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada