miércoles, 22 de junio de 2011

Un currículum ganador


Redactar un currículum con claridad y veracidad es la clave para no ser excluido de un proceso de selección. ¿Objetivo? Ser el candidato más atractivo para las empresas.”
Puede parecer una obviedad, pero al menos el 80% de los currículums que reciben las consultoras y empresas no pasan el control de calidad.
Antes de lanzarse a responder a un anuncio de trabajo es importante dedicar tiempo a preparar un currículum según las normas de estilo y el contenido que interesa a los departamentos de Recursos Humanos, cazatalentos y agencias de selección. Alfredo Santos, director de Michael Page, reconoce que no todos los CV aprueban el examen y ello suele ser motivo para acabar en la papelera.
"Enviar más de dos folios, inventarse parte de la experiencia profesional y no indicar qué objetivo profesional se persigue, son factores que deben evitarse para acceder a la primera entrevista". Los expertos en selección aconsejan seguir un orden con el fin de no irse por las ramas. Luis Truchado, director general de la consultora Eurogalenus, cree que antes de nada es necesario redactar una breve carta de presentación ?máximo tres párrafos? donde se aclare quién es el candidato, por qué le atrae ese puesto y por qué cree que puede encajar en esa empresa en concreto. Si no se conoce el nombre de la compañía es conveniente intentar averiguarlo, le vendrá bien a la hora de prepararse la primera entrevista.
Además es importante dirigir la carta a alguien en concreto, firmarla de puño y letra y enviarla en mano sin doblar y en sobre tamaño folio, siempre que sea posible, junto con el resto de la documentación. “Indica mayor interés por parte del candidato, le diferencia con respecto al resto y uno se asegura de que ha llegado a tiempo y en buen estado”. Según Truchado, “la carta de presentación debe llevar al currículum y éste a la entrevista”.
Actualizado y a medida
A la hora de elaborar el currículum hay que tener muy claro que nunca debe tratarse de un batiburrillo, tesis doctoral o fotocopia más o menos actualizada que guardamos en un cajón y que en caso de emergencia enviamos con prisas. Emilio Solís, director de Selección de Hay Selección, está convencido de que un CV debe estar siempre actualizado, personalizado para cada oferta de trabajo ?descartando la experiencia profesional que se aleje mucho del sector al que nos dirigimos? y ocupar uno o dos folios como máximo.
Según los expertos en reclutamiento, no hay excusa ni expediente académico , por muy sobresaliente que éste sea, que no se pueda resumir. "Hay que tener en cuenta que consultoras y empresas reciben una media de diez o veinte historiales al día y tienen que ser capaces de leerlos de un vistazo. No emplean más de un minuto". Además, también es importante tener cuidado con los programas informáticos que se utilizan a la hora de enviarlo por e-mail. "Los seleccionadores ?añade Solís? descartan cualquier CV que no se pueda abrir fácilmente".
Breve y conciso
Para ir al grano es conveniente seguir los siguientes pasos. El primer apartado debe destacar el nombre y apellidos e incluir datos personales ?en forma de ficha? con al menos dos números de teléfono para estar siempre localizado?; objetivo profesional, dos o tres líneas básicas para que el candidato se venda y exponga por qué considera que vale para ese trabajo; experiencia profesional, tanto presente como pasada, con las fechas claras ?un detalle que valoran mucho las empresas ya que la mayoría de los candidatos las olvidan y mezclan habitualmente? , una breve descripción de sus funciones y sus logros y si se ha dirigido equipos.
Es fundamental no olvidar que la trayectoria profesional debe ser coherente con las fechas y los puestos. Además, a falta de experiencia profesional, los candidatos más jóvenes pueden señalar dónde han realizado prácticas profesionales, especialmente si éstas han superado los tres meses y tienen el valor añadido de haberlas realizado durante la carrera o en el extranjero.
Elena Fernández, responsable de Desarrollo de Korn Ferry International, cree que en el apartado de formación académica sólo debe incluirse la titulación universitaria y los másters, así como el centro donde se hayan cursado. "No hace falta incluir información relacionada con el colegio ni la calificación obtenida, a no ser que alguien se licencie con matrículas o cum laude". Los cursos más recientes y que más relacionados estén con el puesto al que se aspira deben ir en otro apartado distinto”.

El apartado de idiomas suele ser el que más se aleja de la realidad. "La mayoría de los candidatos se sube el nivel de inglés y se inventa el dominio de un segundo pero, antes o después tendrán que demostrarlo", asegura Fernández. Además, "muchas empresas van al grano y desde la primera entrevista telefónica retan al candidato a demostrar la fluidez y rapidez en la comprensión de un idioma".
En el CV, basta con indicar si el nivel es bilingüe ?sólo comprensible cuando el candidato ha nacido en otro país, ha estudiado fuera o ha trabajado durante más de un año en el extranjero?, alto, medio o bajo ?obviando si es escrito o hablado? y destacar los títulos alcanzados que lo demuestren.
Al final del currículum pueden incluirse algunos datos complementarios, que en muchas ocasiones se suelen preguntar en la entrevista y que no son obligatorios: referencias, disponibilidad para viajar y cambiar de residencia, publicaciones escritas, colaboraciones con empresas y revistas, clases en la universidad o en alguna escuela de negocios, méritos, premios y reconocimientos logrados y aficiones.
Si el candidato no recibe respuesta en un plazo máximo de dos semanas, deberá plantearse dos cosas: que su perfil no encaja con el puesto vacante o que debe mejorar la presentación la próxima vez. Si cree que ha cumplido con todos los requisitos y de verdad le interesa el puesto, entonces debería realizar una llamada e investigar qué ha podido jugar en su contra. Muchas veces, hacer un seguimiento de los envíos puede ser una buena ocasión para no repetir los mismos fallos en la siguiente ocasión.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada