sábado, 11 de junio de 2011

Outplacement: una oportunidad para la reingeniería personal


¿Qué es el Outplacement?
Es una herramienta de recursos humanos que utilizan las organizaciones modernas que creen seriamente en la importancia de las personas. Se utiliza principalmente en los procesos de cambio que enfrentan permanentemente las empresas, y que puede significar el despido de personal. Para la empresa, es una asesoría permanente y no solo está vinculada al despido. Para las personas, por otra parte, constituye la oportunidad de realizar un proceso de re-ingeniería personal, que agregue valor a su vida profesional y personal.
¿Quiénes participan en estos procesos?
Participan todos los entes envueltos en el proceso de cambio y ajuste que vive la organización: el área de Recursos Humanos, Capacitación, Gerentes y ejecutivos a cargo del personal afectado, Sindicatos, Departamento de Comunicación, etc. El enfoque está en asistir a las personas afectadas: aquellos que se quedan, los que deben cambiar de funciones o quienes, lamentablemente, deben dejar la organización. El proceso de asistencia involucra, comúnmente, todo un equipo de profesionales que asiste a los desvinculados durante un proceso que puede durar hasta seis meses.
¿Cuáles son los principales beneficios de un proceso de outplacement para la empresa y para el profesional?
La empresa pone en práctica uno de los ejercicios más importantes: la responsabilidad social plena. Esto le permite mantener la coherencia entre los logros de la organización y los recursos humanos que le han colaborado para este fin. La experiencia demuestra que estos procesos generan, entre otros beneficios, un clima más comprometido con los cambios y con los nuevos desafíos entre el personal que se queda.
Igualmente garantiza una asistencia efectiva a quien debe salir; un mensaje serio y honesto para proveedores y clientes y, finalmente, una mejor imagen frente a los nuevos talentos que la empresa deberá requerir en el futuro. Para la persona, sea profesional o no, constituye una oportunidad única de reflexión, en que debe aprender a aceptar nuevos desafíos en un mundo en que la vida se extiende por muchos años, y el empleo se acorta drásticamente.
“Es un momento en que la persona debe planificar no sólo su re-colocación en otro trabajo sino repensar todo lo que ha hecho y lo que hará; porque la vida y la carrera profesional continúan”.
En un mundo en que las empresas ya no compran tiempo, sino el resultado de ese tiempo. La persona desvinculada debe reformular su currículo, manejar adecuadamente las entrevistas y desarrollar redes de contacto reales; además, debe abrir la mente a nuevas lecturas y crear nuevas oportunidades que le generen ingresos y le permitan realizarse personal y profesionalmente.
Algunos datos de la primera década del siglo, demuestran un incremento de las personas que inician actividades independientes o emprendedoras a causa de las circunstancias del mercado, que actualmente es muy difíciles de revertir, independientemente de la activación economía.
¿Existen diferentes enfoques entre las empresas que hacen Outplacement?
Es indudable que hay dos enfoques. Uno más tradicional, fuertemente orientado a que la persona recupere su condición de empleado y que lo capacita para generar un ingreso por vía independiente, si el período de transición se prolonga demasiado. Esta última alternativa se genera, siempre que se agoten las instancias anteriores. En síntesis, el empleo fijo es la meta fundamental en estos sistemas. Otro modelo de outplacement que se desarrolla en muchas empresas demuestran especial atención a la capacitación emprendedora o entrepreneurship, donde la persona es habilitada para trabajar en forma flexible, tanto en forma dependiente como independiente. Generando un profesional flexible, que vende sus habilidades, talentos y productos en el mercado abierto. También se capacita a las personas a que inicien sus propios negocios, desde el auto-empleo, pasando por negocios comerciales, venta directa, actividades empresariales, entrepreneurs con nuevas ideas, e-business, hasta la generación de operaciones con franchising. Como la orientación básica no está dirigida a la búsqueda de un nuevo empleo, sino a la generación de oportunidades, la capacitación en entrepreneurship entrega una valiosa herramienta a la persona para generar valor agregado en su trabajo dentro de su empresa.
Recomendaciones para aprovechar al máximo un proceso de Outplacement
Es importante que se pida un proceso de re-ingeniería personal y no un Outplacement basado sólo en pulir el CV y buscar recolocación, de modo que este proceso se convierta en un momento especial para reflexionar, no sólo a corto plazo, sino por todos los años que le quedan de vida. Como ya se señalaba, ahora las empresas no compran su tiempo, sino el resultado de su tiempo. Por lo tanto, para que lo consideren contratable o empleable, es imprescindible modificar la propia concepción personal. Por tanto, es importante que aproveche la asesoría del Outplacement para realizar las siguientes reflexiones:
· ¿Qué proyectos desarrollé o dirigí que hayan significado resultados cuantificables?
· ¿Qué prueba tengo de que mis conocimientos están actualizados y cuáles me propongo adquirir para el próximo período laboral?
· ¿Qué opinión tienen los clientes de mí, tanto desde la visión cualitativa y cuantitativa, incluyendo los beneficios que les otorgué?
· ¿Qué clientes estarán dispuestos a dar testimonio de mi valor?
· ¿Qué aprendí y qué deje de lado y qué conocimientos viejos mejoraré durante el período?
Haga esta evaluación, de ahora en adelante, cada tres meses. Mida su índice de emprendedor y podrá sobrevivir en la vorágine que caracteriza al mercado laboral moderno. El desafío es convertir todo empleo en una verdadera empresa autónoma y todo trabajador en un empresario interno. Esa es la única forma de tratar a los clientes con imaginación y rapidez en un mercado sofocado de buenos productos, servicios y buenos competidores de aquí, de allá y de Dios sabe de qué otro lugar.
Otro ejercicio recomendable: planifique sus acciones como si debiera abandonar la empresa apenas entre un nuevo empleo, porque alguien lo puede reemplazar. De este modo reevalúe su actuar, delegue funciones y luego descubra una nueva forma de agregar valor. Repita este ejercicio una y otra vez, hasta el momento de jubilarse.
Fernando Vigorena, Director Ejecutivo Entrepreneur Consultores Ltda
Fuente: rrhhmagazine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada