martes, 18 de diciembre de 2012

Cinco soluciones para el mercado laboral

Demanda agregada, flexibilidad, competitividad, emprendimiento, innovación y potenciación del capital humano son algunas de las recetas de los expertos para aliviar el mal crónico en el que se encuentra el mercado de trabajo en España.

Qué le duele al mercado de trabajo español? ¿Por qué algunos países están aguantando bien la crisis en términos de empleo, mientras otros, como España y Grecia, marcan récord en sus niveles de paro? Los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2012 son reveladores: una tasa de más del 25% de parados que afecta, principalmente, al desempleo femenino (39%) y al juvenil (52%).
Estas cifras demuestran que el mercado laboral español es excesivamente dependiente del ciclo económico y que debería superar su dualidad (indefinidos frente a temporales), su falta de flexibilidad (rigidez legal y de los convenios colectivos) y la baja tasa de productividad que, paradójicamente, aumenta en épocas en las que el desempleo es más alto.
Pero el problema no es nuevo. Según Christopher Dottie, director general para España de Hays, "el mercado laboral español lleva en crisis 30 años. No nos hemos fijado en los momentos en los que el PIB subía, pero en esa época ya contábamos con un desempleo del 8%, más alto que en cualquier otro país desarrollado. No en vano, la tasa media de paro ha sido del 16% desde 1980".
“El mercado laboral español lleva en crisis 30 años; la tasa media de desempleo desde 1980 es del 16%”
Ante esta situación, parece que no hay salidas fáciles para reformar el sistema de trabajo español. Estas son algunas de las soluciones que proponen los expertos:
Fomentar la cultura emprendedora. La Fundación de la Innovación Bankinter, entre sus 18 propuestas para la creación de empleo en España, apunta el impulso del emprendimiento de forma que las start up pudieran beneficiarse de una legislación más sencilla y de incentivos para la creación de empresas. Una iniciativa que también apoya Celia Ferrero, vicepresidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), quien defiende que la actividad por cuenta propia debería ser asumible en términos fiscales y de cotizaciones: "Hay que corregir cuanto antes las subidas de impuestos y aplicar a los autónomos la misma progresividad que tienen los asalariados en las retenciones. Además, deberían plantearse bonificaciones o reducciones en las cotizaciones de los emprendedores cuando crean empleo". Ferrero cree que habría que combatir la morosidad adoptando un régimen sancionador para las administraciones que no cumplan con los plazos de pago a autónomos y pymes que establece la ley. La vicepresidenta de ATA apuesta por impedir que los empresarios tengan que adelantar el IVA de facturas no cobradas, y eliminar las trabas burocráticas y las normas no adecuadas al tamaño del negocio.
Para fomentar la creación de empresas es esencial que el crédito fluya. Lorenzo Rivares, portavoz de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett), considera indispensable que se estimule la demanda interna y el consumo para reactivar la economía. Algo que pasa, necesariamente, por la recuperación de la financiación bancaria.
Colaboración real entre el Servicio Público de Empleo y las ETT. Gonzalo Gómez Bengoechea, profesor de economía en la Universidad Pontificia Comillas-Icade y colaborador en el estudio de la Fundación de la Innovación de Bankinter, considera elemental potenciar y desarrollar los intermediarios privados, y favorecer su colaboración con los sistemas públicos de empleo a través de contratos para acciones concretas y beneficios fiscales.
Crear un contrato único e impulsar el trabajo temporal. La creación de un contrato único con indemnizaciones crecientes por año trabajado es una de las propuestas que lanza la Fundación Bankinter. Además, Rivares considera esencial que se desarrolle un mercado de trabajo temporal que huya de la precariedad: "Para ello es necesario eliminar todas las restricciones que existen para las ETT, así como permitirles realizar determinados contratos que ahora no pueden hacer, como los formativos o aquellos más específicos para la inserción de los jóvenes en el mercado".
Reformar la educación superior. La clave está en acercar la formación a la realidad laboral, adaptándola a las necesidades de las empresas, y favorecer los estudios por capacidades. Los expertos consultados por Expansión.com creen que habría que incentivar la educación a través de la Formación Profesional.
Rediseñar las prestaciones por desempleo. Según el estudio de la Fundación Bankinter, habría que separar la indemnización por despido de la percepción del subsidio por desempleo. Con esta reformulación se busca limitar el efecto negativo sobre la creación de empleo y la movilidad de los trabajadores.
Al menos un año para vivir un cambio
La situación económica española obliga a los expertos a descartar cualquier recuperación en términos de empleo en 2013. Aunque algunos, como Gonzalo Gómez Bengoechea, profesor de economía de la Universidad Pontifica Comillas-Icade, creen que, quizá, hacia finales del próximo año podría mejorar el panorama, dependiendo del estado de otros países periféricos como Italia y Grecia.
Después del ajuste que se tuvo que hacer en el sector de la construcción, ahora España se encuentra inmersa en una nueva corrección: la del sector público.
Celia Ferrero, vicepresidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), considera que tras la destrucción de cerca de 230.000 empleos públicos, principalmente por la necesidad de reducir el déficit, "cabe esperar que en los próximos trimestres se intensifique el ajuste pues, pese a todo, aún nos encontramos por encima del nivel de empleo público anterior a la crisis". Esta corrección, unida a la contención del gasto por parte de las familias, invita a pensar a la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) que el PIB caiga entre un 1,5% y un 2%, y la tasa de paro supere el 27%. Agett apunta que el sector exterior, como viene siendo habitual, será el único que conseguirá crecer.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada