lunes, 6 de junio de 2011

Un empujón para salir adelante

Ocho mujeres de León rehacen sus vidas gracias a los microcréditos concedidos por Isadora Duncan, una iniciativa pionera en España que han solicitado 16 madres
Ocho mujeres de León han accedido ya a los primeros microcréditos con interés cero que concede la Fundación Isadora Duncan. El programa iniciado en León es pionero en España y está cofinanciado, además de la fundación, por la obra social de Caja España-Duero.
A las puertas de la fundación Isadora Duncan han llamado 16 madres solteras, separadas e inmigrantes pero no todas tienen el perfil exigido para la concesión de un préstamo, vinculado principalmente a gastos domésticos de emergencia para las familias monoparentales con escasos recursos económicos residentes en León y su alfoz.
«Han llamado muchas mujeres interesándose por el programa, algunas de otras provincias, que proponen que se amplíe la medida a toda España». asegura María Rodríguez, la coordinadora del programa.
Evaluación económica y familiar. Las ocho mujeres que disfrutan de los microcréditos han recibido ayudas que van de los 300 euros a los 2.000 euros destinados a sufragar los gastos domésticos como el pago del alquiler. La Oficina Municipal de Empleo y las Ceas son los principales focos de envío de mujeres a la Fundación, y al revés, con lo que el trabajo para normalizar las situaciones de la mujer se realizan en red.
La comisión evaluadora -”formada por los responsables de los servicios sociales de la Junta, Diputación, Ayuntamiento y Fundación -” se ha reunido siete veces desde que comenzó el programa en marzo, y han rechazado la concesión de créditos a ocho de las solicitante. El motivo principal es que no había ninguna garantía de que pudieran devolver el dinero. «Antes de concederles el crédito evaluamos su situación personal y económica y les buscamos una solución para que el dinero que se les presta no suponga un aumento de la deuda. En muchas ocasiones puedes aumentar el problema», afirma Rodríguez.
Pero también hay necesidades que no encajan en el programa, como es la apertura de una empresa: «No estamos preparadas para aconsejar en todo ese proceso y las enviamos a las oficinas de empleo.
Uno de los requisitos para que las mujeres reciban el crédito es que participen en cursos de formación económica que les ayude a administrar el dinero. El paro y el pago de las facturas acumulan deudas cada mes por eso hay que reducir gastos. «El teléfono suele ser el principal problema, lo que peor controlan. Es un problema de costumbres».
El presupuesto del programa es de 20.000 euros, de los que 14.000 se destina a microcréditos a devolver en dos años con un interés cero. El objetivo es conseguir el desarrollo y la autonomía personal y familiar en todos los ámbitos. El dinero deberá ir destinado a gastos familiares como los ocasionados por una emergencia por enfermedad, odontólogos, libros, alquiler...La unidad familiar adquiere el compromiso de participar en el curso de formación de educación familiar y un seguimiento económico y laboral.
Las mujeres interesadas pueden recibir información en los Centros de Acción Social o en la Fundación, en Avenida Reino de León, 12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada