lunes, 6 de junio de 2011

Tengo más de 45 años, ¿cómo enfoco mi búsqueda de empleo?


Ayer os comentábamos una encuesta realizada por la Fundación Adecco en la que se mostraban las dificultades para encontrar trabajo cuando uno tiene más de 45 años. Todos somos conscientes de ello pero eso no nos puede conducir a arrojar la toalla ni mucho menos. Siempre lo decimos: es difícil pero no imposible. En esta misma web, hemos tenido testimonios que así lo acreditan.
La propia Fundación Adecco ha editado un decálogo en el que explican los pasos a seguir cuando uno supera esa fatídica barrera de los 45 años que parece ser un obstáculo para encontrar un puesto de trabajo cuando debería ser una ventaja por la experiencia recopilada. La verdad es que muchos de esos consejos son aplicables a cualquier otro colectivo pero convendría que los tuviérais presentes. Lamentablemente seguir estas pautas no os garantiza tener un empleo pero aumenta vuestras posibilidades:
1. Apuesta por el reciclaje profesional. No dejes que pasen los meses sin realizar cursos o recibir formación en aquéllas áreas que más te interesen y que puedan serte útiles para encontrar un empleo. Una actualización de conocimientos te servirá para competir con los más jóvenes y conseguir que tu experiencia se convierta en un valor añadido.
2. Las nuevas tecnologías son esenciales. No hace falta ser todo un experto en ordenadores, pero sí recomendamos tener nociones mínimas de Office y navegación por internet. Aunque al principio, sentarse frente a un ordenador puede parecer misión imposible, con práctica e interés se consigue todo.
3. El currículum es tu carta de presentación y por tanto debes cuidarlo al detalle:
· Redacta la formación y experiencia laboral en orden cronológico inverso. De este modo, el entrevistador percibirá primero los trabajos más recientes, que son los que más se tienen en cuenta e interesan en un proceso de selección.
· Evita textos demasiado largos e intenta ser breve y conciso. Si cuentas con una extensa trayectoria profesional, debes sintetizar y escoger sus experiencias más significativas y cualificadas.
4. Agota todas las posibilidades de búsqueda de empleo. Consulta anuncios en prensa, radio, televisión, apúntate al INEM, acude a ETTs y Consultoras de Recursos Humanos, inscríbete en portales de empleo, etc.
5. Date de alta en redes sociales. Linkedin, Facebook, y otros similares, son una ventana al mundo exterior y constituyen una gran oportunidad para ampliar tu red de contactos y acceder a ofertas de trabajo.
6. Apuesta por la asertividad en las entrevistas. La mayor parte de los entrevistadores valoran por encima de todo que el candidato tenga un comportamiento asertivo, es decir, que se muestre comunicativo, comprensivo, maduro y adopte una conducta intermedia entre la agresividad y la pasividad. Mirar a los ojos del entrevistador o preguntar aquello que no hemos entendido, son aspectos esenciales de todo comportamiento asertivo. El hecho de ser mayor de 45 años te aporta una ventaja con respecto a otras personas, pues ves reforzadas cualidades como la responsabilidad, madurez o el control emocional.
7. Lee, infórmate y mantente al día. Estar al corriente de las últimas noticias te permitirá tener una visión más amplia de cómo está el mundo y de las áreas más demandadas 8 actualmente. Además, enriquecerás tu capacidad de expresión y comunicación, aspectos muy útiles a la hora de acudir a una entrevista de trabajo.
8. Acude a organismos especializados en búsqueda de empleo. Si te sientes perdido o desorientado, no olvides que no estás sólo en tu búsqueda de trabajo. Existen entidades como la Fundación Adecco, las Fundación de las Cajas de Ahorro, organizaciones como Cruz Roja que ayudan a los mayores de 45 años a trazar un itinerario laboral, a poner en valor sus cualidades y a encontrar un empleo adecuado a sus necesidades y expectativas.
9. Cuida todos los detalles. Como el mercado laboral es muy competitivo, cualquier detalle puede marcar la diferencia para ser el escogido en un proceso de selección. Te recomendamos poner en práctica los siguientes consejos:
a. Intenta estar siempre localizable: una llamada no cogida a tiempo puede significar la pérdida de un puesto de trabajo
b. Escoge una vestimenta adecuada para la entrevista en función de las características de la empresa. Si tienes dudas, no olvides que en el término medio está la virtud y que es importante no adoptar un estilo demasiado informal ni cometer excesos.
10. Mantén una actitud positiva. No descuides tus relaciones sociales ni lo des todo por perdido. La negatividad es mala compañera y nunca te dará suerte. Si no tienes éxito en alguna entrevista, no te preocupes y aprende de los errores cometidos para hacerlo mejor la próxima vez.
Fuente: Portalparados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada