domingo, 24 de junio de 2012

20 destinos para emprender


El coste de la puesta en marcha de una empresa en el Viejo Continente oscila entre los cero euros de Reino Unido, Francia e Irlanda y los 25.000 y los 35.000 euros que supone constituir una sociedad limitada en Alemania y Austria, respectivamente. No obstante, existen otras modalidades en cada país europeo que pueden ser un aliciente para implantar tu negocio en el extranjero.
Veinticuatro horas y una libra, que no es necesario que desembolses en el momento de la constitución. Esto es todo lo que necesitas para abrir una empresa en Reino Unido. Los trámites se realizan online y no se requiere la intervención de un notario. Por eso muchas empresas abren vía Londres: agilizan las gestiones y se ahorran el desembolso inicial de constitución: 3.005,06 euros en el caso de España, una cantidad que dista de los 25.000 euros que se requieren para crear una Sociedad Limitada en Alemania.
Si crees que tu negocio tiene mercado fuera de España, analiza tus posibilidades a fondo y no descuides el conocimiento del idioma. Europa es el destino más próximo, y para que la burocracia no te pille por sorpresa, éstos son los trámites burocráticos básicos en los veinte países con más potencial:
Alemania
Existen cuatro tipo de formas societarias: sociedad de responsabilidad limitada (GMBH), corporación por acciones-sociedad anónima (AG), partnerships (sociedad civil) y propietario único. El capital social de una GMBH es de 25.000 euros, 50.000 euros en el caso de una AG. En la limitada, pensada para empresas privadas, el número mínimo de socios es uno. En una AG debe haber al menos un accionista y su alta está sujeta a la regulación de las sociedades cotizadas.
Si optas por la sociedad civil, disponible como sociedad general (OHG) o limitada (KG), los extranjeros prefieren la última: se necesita un mínimo de dos socios, uno puede ser una GMBH. Los propietarios únicos sólo tienen que inscribirse en el registro mercantil y en la oficina de comercio local, poseen responsabilidad ilimitada para todos los pasivos y deudas y los beneficios están sujetos al impuesto alemán sobre la renta a tasas individuales.
Austria
La sociedad de responsabilidad limitada (GMBH) es una entidad legal y los socios no son responsables de las deudas de la empresa, a excepción de pagar sus aportes de capital. El capital social mínimo es de 35.000 euros y, al menos el 50%, desembolsado en efectivo. Son imprescindibles un socio y un administrador, que no tiene que ser ciudadano o residente en Austria. Pueden ser necesarios la auditoría y los requisitos de divulgación y un business center. Para la anónima (AG), el capital social mínimo es de 70.000 euros y se requieren, al menos, dos accionistas.
Bélgica
Existe la sociedad de responsabilidad limitada (SPRL / BVBA) y la Anónima (SA/NV). Las empresas extranjeras podrán operar a través de una filial o con una sucursal (constituida de acuerdo con la legislación del país de la casa matriz). En la limitada, el capital social es a partir de 18.600 euros, al menos 6.200 deben ser desembolsado. En la anónima, el capital social mínimo es 61.500 euros suscrito y desembolsado (la sucursal no requiere un tope); debe constituirse a través de un notario, sus estatutos se publican en el Diario Oficial Belga y el idioma de los documentos debe ser en francés o neerlandés. Es necesario un anteproyecto financiero de dos años.
Dinamarca
Puedes optar entre la sociedad anónima (Aktieselskab, A/S) y la limitada (Anpartsselskab, APS). El capital mínimo de la primera es de 67.000 euros, son necesarios tres administradores ciudadanos de la Unión Europea, la empresa debe emplear al menos un gerente de la UE, se requiere que las cuentas sean auditadas y conviene contar con un business center. El capital mínimo de una APS es de 10.000 euros.
España
La sociedad anónima y la limitada son las más populares. En la primera se requiere un capital mínimo de 60.101,21 euros, el 25% debe ser desembolsado. El número mínimo de accionistas es uno y es necesaria una auditoría anual, al margen del tamaño de la empresa. Para la limitada el capital social es de 3.005 euros, que debe ser desembolsado en su totalidad. El número de socios es uno y la auditoría anual puede no ser necesaria.
Finlandia
El capital social mínimo para la sociedad anónima (osakeyhtiö Oyj) es de 80.000 euros, 2.500 euros en la limitada (osakeyhtiö Oy). La primera requiere un mínimo de tres administradores de la junta y un presidente ejecutivo, es habitual ser incluido en la Bolsa de Valores de Helsinki y las cuentas deben ser auditadas. En la limitada este último es un requisito legal si la empresa tiene una facturación de más de 200.000 euros, un balance de más de 100.000 euros o tres o más empleados. Ambas modalidades tienen una tasa única del 26% en el impuesto de sociedades.
Francia
En los tres modelos, sociedad anónima (SA), limitada (SARL) y para acciones simplificadas (SAS) los accionistas son responsables hasta el límite de su aportación de capital. En la SA el capital social mínimo es de 37.000 euros (la mitad tiene que ser desembolsado), debe tener al menos siete accionistas y la compañía tiene que ser auditada conforme a la ley. Los altos directivos son tratados como empleados a efectos fiscales y de Seguridad Social. En la SARL el capital mínimo es de un euro y los altos directivos tienen impuestos y normas de seguridad más onerosos. La SAS es un vehículo para conseguir una joint venture entre una empresa local y un socio extranjero. El capital mínimo es de 37.000 euros, debe contar, al menos, con dos accionistas y un presidente y no es necesario un consejo de administración.
Grecia
Existen cuatro modalidades: sociedad de responsabilidad limitada (EPE), partnership (sociedad civil), anónima (AE) y sucursal. El capital social de EPE es de 4.500 euros, debe ser desembolsado al inicio (al menos la mitad en efectivo), el número mínimo de socios es dos y tiene un requisito legal de información financiera. Para la AE el capital mínimo es de 60.000 euros y requiere un consejo de administración y de auditores. La sociedad civil debe contar al menos con dos socios, no requiere capital mínimo (pero por lo general 1.000 euros) y tiene un nivel bajo de intervención reguladora.
Irlanda
La sociedad de responsabilidad limitada (Ltd) es la más popular para los inversores extranjeros: sin capital social mínimo, requiere dos administradores y un secretario de la sociedad. Un director debe ser residente en el Espacio Único Europeo y las cuentas auditadas tienen que ser divulgadas anualmente. En la sociedad anónima (PLC) el capital mínimo es de 38.092 euros, el 25% desembolsado y son necesarios al menos siete accionistas.
Italia
En la sociedad de responsabilidad limitada (SRL) el capital mínimo es de 10.000 euros, sin restricciones a los socios extranjeros. Las cuentas tienen que ser auditadas y presentadas cada año. Requiere un administrador pero conviene tener por lo menos dos socios, de lo contrario la empresa se considerará Societá Uninominale y la responsabilidad será ilimitada. Este modelo habitual en pymes, las medianas y grandes empresas optan por la sociedad anónima (SPA) cuyo capital social es de 120.000 euros, el número de administradores únicos es uno y sin restricción a los accionistas extranjeros.
Países Bajos
El formato más popular para las empresas de fuera es la Sucursal: la casa matriz extranjera es responsable de todos los pasivos de la sucursal holandesa, está obligada a inscribirse en la Cámara de Comercio, se requiere al menos un administrador y no tiene requisitos formales de contabilidad. En la sociedad anónima (NV) el capital social mínimo es de 45.000 euros, al menos el 20% desembolsado y no existe ningún requisito de nacionalidad para los accionistas. En la limitada (BV) el capital social mínimo es de 18.000 euros.
Luxemburgo
Es algo más burocrático que el resto de los Estados de la UE, pero está considerado un paraíso fiscal: tiene un marco de incentivos a la inversión y se ofrecen becas para fomentar la inversión en industrias de manufactura y alta tecnología. El capital social mínimo para una sociedad anónima es de 30.000 euros, 12.400 euros para la limitada. Si lo que quieres es crear una empresa de bajos impuestos existen dos opciones: hólding company y soparfi. Debes tener en cuenta que ninguna es una persona jurídica por derecho propio. Son anónimas o limitadas y las normas que las rigen son muy estrictas.
Noruega
La sociedad de responsabilidad limitada (AS) es la que prefieren las pymes. El capital social es de 12.200 euros, íntegramente desembolsado, y es necesario por los menos un socio y un consejo de administración. Si el accionista/administrador no es ciudadano de la UE, el 50% de los miembros del consejo deben ser residentes en Noruega. En la sociedad anónima (ASA), el capital social mínimo es de 122.000 euros y debe ser desembolsado en su totalidad. Otra opción es establecer una sucursal, en cuyo caso la empresa debe estar registrada en su país de origen.
Polonia
El modelo de propietario único es el más sencillo y menos regulado: el empresario tiene una responsabilidad ilimitada para todos los pasivos y deudas y los beneficios están sujetos al impuesto sobre la renta de Polonia a tasas individuales. El capital mínimo para constituir una sociedad limitada es de 1.269 euros, desembolsados en su totalidad; 127.000 euros en el caso de las anónimas, que deben desembolsar al menos el 25%. También puedes optar por la sociedad civil.
Portugal
Para la empresa pública (SA), el capital mínimo es de 50.000 euros y debe contar al menos con cinco accionistas; en las sociedades de responsabilidad limitada el capital mínimo es de 5.000 euros y el número de administradores requeridos son dos.
Reino Unido
La sociedad de responsabilidad limitada (Ltd) es la más popular para los extranjeros: se necesita un socio, ningún capital y un mínimo de un administrador y un secretario de la sociedad. En la sociedad anónima (PLC) el capital social mínimo es 57.245 euros, el 25% desembolsado y los estados financieros deben ser auditados si el volumen de negocio es superior a 1 millón de libras. Se requieren dos administradores y un secretario de la sociedad. Otras modalidades son: sucursal y una limited liability partnership. Esta última es la más utilizada para empresas conjuntas.
Rumanía
El capital social mínimo para una sociedad de responsabilidad limitada es de 60 euros, siempre que no tenga más de 50 socios. Para la anónima se exigen tres censores para supervisar la rendición de cuentas y el capital social mínimo es de 25.000 euros, el 30% tiene que ser desembolsado.
Suecia
La sucursal sueca de una empresa extranjera se grava sobre sus beneficios como si se tratara de una sociedad de responsabilidad limitada sueca, pero las pérdidas pueden ser deducidas de impuestos en la jurisdicción de la casa matriz extranjera. El capital social mínimo para constuir una empresa limitada es de 5.360 euros y la responsabilidad del propietario se limita a los activos de la empresa. La sociedad anónima requiere un capital de 53.580 euros.
Suiza
Ofrece a los extranjeros la sociedad limitada y la anónima.Para la primera el capital social es de 20.000 francos suizos (14.540 euros). En el caso de la sociedad anónima es de 100.000 francos suizos (72.700 euros) y el 50% del capital debe ser desembolsado.
Turquía
El capital social mínimo para la sociedad de responsabilidad limitada (SL) es de 2.530 euros, 25.300 euros para la sociedad anónima. En ambos casos el 25% debe ser desembolsado.
Información elaborada a partir de los datos facilitados por Sociedad-europea empresa del grupo ASLE-aasle.com
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada