jueves, 28 de junio de 2012

Los continuos cambios empresariales exigen trabajadores capaces de adaptarse a nuevas funciones, según Futurestep


Los rápidos cambios que se producen en la economía hacen indispensable empresas flexibles y con gran capacidad de adaptación para poder seguir consiguiendo resultados positivos en la cuenta de resultados, según aseguran desde la firma Futurestep, filial de externalización para directivos intermedios de Korn/Ferry International.
Por extensión, las compañías necesitan contar con profesionales que puedan desarrollar otras funciones más allá de para las que fueron contratados inicialmente. Por eso, la clave del éxito en los procesos de reclutamiento es seleccionar hoy pensando en el mañana.
Según Carlos Gómez-Arnau, consultor de Futurestep, “para hacer los procesos de selección realmente exitosos los profesionales de RRHH tienen que empezar a considerar si los profesionales que se incorporan a una organización tienen capacidad para cambiar con la empresa y adaptarse a los nuevos servicios que pueda necesitar en el futuro”.
Adelantarse a los acontecimientos es vital para que una compañía siga cosechando éxitos y obteniendo beneficios. Para ello el departamento de RRHH de las empresas debe identificar qué es lo que su compañía necesita en la actualidad y hacer una proyección de lo que puede necesitar en un futuro. Llevando a cabo esta tarea, los profesionales de este departamento podrán identificar de una manera más inmediata capacidades y conocimientos en los nuevos empleados que pueden quizá no encajar perfectamente con las necesidades actuales pero ser muy útiles a medio o largo plazo.
Esta proyección debe ir acompañada de la implantación de sistemas formales de reclutamiento, ya sean internos o a través de empresas especializadas en selección, que aseguren que las nuevas incorporaciones están capacitadas para garantizar el cumplimiento exitoso de las funciones para las que han sido incorporadas a los diferentes equipos y que, además, poseen los atributos y competencias necesarias para crecer y contribuir al negocio de la compañía en un futuro.
Gómez-Arnau considera que “gracias a la monitorización constante del negocio se puede hacer un ejercicio de equilibrio entre las necesidades que tiene la empresa en el momento de hacer la selección y asegurarse de que no solo se incorpora el mejor talento, sino también el talento adecuado al futuro de la organización”.
Fuente: RRHH Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada