miércoles, 27 de junio de 2012

El Banco de España pide que la formación se adapte a la realidad empresarial


El regulador considera necesario que los servicios públicos de empleo en colaboración con las agencias privadas de colocación se acerquen a las necesidades reales de las empresas para cubrir vacantes.
En su último boletín económico, el organismo supervisor defiende que el sistema de formación profesional permita satisfacer de forma flexible la formación que requieran las empresas cuando se detectan desajustes entre el currículum de los desempleados y las habilidades requeridas en los puestos de trabajo que se ofrecen.
El informe se centra en las dificultades a las que se enfrentan los desempleados a la hora de cubrir los puestos de trabajo disponibles y el grado de adecuación de sus habilidades en relación con los requerimientos que se les exigen.
Según el Banco de España, el grado de similitud entre las ocupaciones desempeñadas por los parados en su último empleo y las de los ocupados actuales es "elevado" en relación con otros países europeos.
El informe señala que en España, de los 2,5 millones de puestos de trabajo destruidos durante la crisis, en torno a 1,5 millones proceden de la construcción y, por ello, plantea su empleabilidad futura. Considera que el grado de similitud entre las ocupaciones desempeñadas por los parados en su último empleo y las de los ocupados actuales es "elevado" en comparación con otros países europeos.
No obstante, afirma que si la demanda de trabajo futura tendiera más hacía habilidades cognitivas y no manuales, como sucede en otros países de Europa, la empleabilidad de los parados menos cualificados sería más reducida.
Por ello, subraya la importancia de las políticas activas y pasivas de empleo a la hora de que los parados "adquieran o mantengan" las habilidades necesarias para cubrir las vacantes que se produzcan.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada