jueves, 28 de junio de 2012

Ingresos económicos, vuelta al mercado laboral y adquirir experiencia, principales motivaciones para buscar trabajo en verano


Aumentar los ingresos económicos, volver al mercado laboral y adquirir experiencia profesional son los principales factores que motivan el empleo de verano, según una encuesta que ha realizado Randstad, empresa líder en soluciones de recursos humanos, a 1.256 personas.
A la hora de buscar un empleo coexisten objetivos distintos. La mitad (52%) desea que la temporada estival sirva para incrementar sus ingresos económicos, mientras que un 22% lo que espera es entrar de nuevo en el mercado laboral. Este perfil se completa con los trabajadores (19%) que utilizan el contrato estival para conseguir aumentar su experiencia y, por tanto, su empleabilidad. El 7% restante busca en el empleo de verano otros objetivos.
La encuesta encuentra también diferencias en función de otras variables. El dinero es una prioridad mayor entre los hombres que entre las mujeres, aunque a ellos les preocupa más este patrón entre los 30 y los 44 años y a ellas cuando son algo más jóvenes, de 25 a 29 años.
En este sentido, aumentar la experiencia profesional para ir consiguiendo un mejor currículum es la mayor preocupación para las mujeres menores de 25 años y que se encuentran ante su primera oportunidad laboral. También se detecta esta percepción entre las mujeres mayores de 45 años que no han trabajado con anterioridad y que deciden por diferentes razones buscar un empleo de verano.
Características del candidato
El empleo de verano no tiene que ir vinculado a un determinado perfil, aunque se buscan una serie de características en el candidato. La disponibilidad es una de ellas. Las ofertas de trabajo estivales siempre van asociadas a una cierta flexibilidad horaria por parte del trabajador, ya que, en muchos casos, se realizan a turnos, en horarios distintos a la jornada habitual de la oficina o, incluso, durante el fin de semana.
El candidato debe de ser proactivo y dinámico. Debe demostrar además su capacidad de adaptación a cualquier tipo de puesto. El compromiso es otro factor importante, ya que renuncia a sus vacaciones en pos de un trabajo. Por otra parte, los puestos relacionados con el turismo y el sector servicios implican una mayor orientación al cliente.
Estacionalidad
En la mayoría de los casos los empleos de verano se caracterizan por su estacionalidad, aunque son siempre un valor añadido de cara al currículum profesional, en especial para todas aquellas personas jóvenes que buscan un primer empleo o una puerta de entrada al mundo laboral.
Además, el empleo en verano ofrece la oportunidad de conocer de primera mano el funcionamiento interno de las empresas y permite al mismo tiempo adquirir un bagaje que redundará en su futuro profesional.
Fuente: RRHH Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada