viernes, 28 de septiembre de 2012

Los nuevos beneficiarios del Plan Prepara empezarán a cobrar a partir del 5 de octubre

Los beneficiarios del Programa Prepara de ayudas a los parados de larga duración que hayan agotado sus prestaciones comenzarán a cobrar sus asignaciones a partir del 5 de octubre, según ha anunciado esta semana la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, durante su comparecencia en la comisión del ramo en el Congreso.

Así, ha indicado que la primera nómina tras la prórroga del programa autorizada por el Consejo de Ministros en agosto se recibirá el 5 de octubre, y ha explicado que este "retraso en el pago" se debe a que la ayuda está configurada como una subvención, no como una prestación, por lo que el procedimiento lleva "mucho más tiempo".
"No se paga de forma automática con vencimiento mensual, sino que tiene un trámite de fiscalización previa, hay que contabilizar y tramitar dos actos distintos y el abono es por habilitación. Además, antes de pagar hay que verificar que se han dado todos los supuestos para otorgar la subvención", ha explicado Hidalgo, recordando que fue el PSOE el que configuró la ayuda de esta manera y defendiendo que el "decalaje" en el pago es "el mismo en todas las nóminas desde marzo de 2011".
UN MES PARA HACER LOS ITINERARIOS PERSONALIZADOS
Por otra parte, la secretaria de Estado ha explicado cómo se hará compatible el cobro inmediato de la ayuda con el nuevo requisito de demostrar que ha habido una búsqueda de empleo activa durante al menos un mes.
Así, una Instrucción dictada por el Ministerio de Empleo indica que "las comunidades tendrán un mes para hacer los itinerarios personalizados de atención", tiempo durante el cual se deberá demostrar la búsqueda activa de empleo. "La ayuda siempre se reconocerá con la fecha en que se presente la solicitud", ha añadido.
RESULTADOS POBRES
Por otra parte, Hidalgo ha explicado que el 67% de los beneficiarios del Plan Prepara durante su anterior edición --hasta mediados de agosto-- no trabajó ni un solo día durante los seis meses que dura la ayuda, y sólo el 18% accedió a un puesto de trabajo durante más de dos meses.
Asimismo, ha asegurado que "el 67% de los beneficiarios del Prepara no estuvieron ocupados durante la duración del programa ni un solo día, el 8% estuvieron ocupados menos de un mes y sólo el 18% accedió a un puesto de trabajo más de dos meses". "La gran mayoría no consiguió ocupación y, quienes lo lograron, accedieron sólo a trabajos de corta duración", ha resumido.
También ha dicho que la evaluación del programa ha revelado que casi todas las acciones fueron de corta duración. Además, el 78% de acciones realizadas fueron de orientación individual, el 19% de orientación grupal "y menos del 3% fueron acciones formativas", lo que conlleva que sólo el 7% de los participantes tuvieran acceso a medidas de formación. "Y en algunas comunidades autónomas el porcentaje fue aún inferior", ha alertado Hidalgo.
Más allá de eso, "menos del 2% de los beneficiarios participaron en acciones de impulso al emprendimiento, y el 36% ni siquiera tuvo una tutoría individual, que es el primer paso para el diseño del itinerario personalizado de inserción". Así, cada beneficiario del Prepara participó en 3,22 acciones de media "pese a que el 85% del tiempo de la prestación estuvieron desempleados".
RACIONALIZAR TODAS LAS POLITICAS ACTIVAS
Por todo ello, la secretaria de Estado ha justificado la decisión del Gobierno de prorrogar el plan pero "introduciendo modificaciones para mejorar su resultado" con el objetivo de "incrementar las oportunidades de empleo de los beneficiarios" y "centrar los esfuerzos de los Servicios de Empleo en los desempleados con circunstancias más desfavorables".
Precisamente ése es el objetivo de todas las revisiones que el Ejecutivo ha llevado a cabo en las medidas de políticas pasivas de empleo, en las que se ha buscado "racionalizar el gasto para garantizar la sostenibilidad de las prestaciones".
"Sería un error pensar que las medidas de empleo se dirigen sólo a reducir el gasto público, porque hay profundos cambios en las normas, imprescindibles para garantizar la sostenibilidad del sistema de prestaciones", ha añadido Hidalgo, destacando como objetivos prioritarios del Gobierno el incentivar el retorno de la ocupación, que las políticas de empleo "contribuyan al envejecimiento activo, prolongando de manera voluntaria la permanencia en el mercado laboral" o el principio de eficacia en el uso de los recursos para mejorar la empleabilidad de los ciudadanos.
Fuente: Portalparados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada