domingo, 27 de mayo de 2012

10 consejos para utilizar el email en tu búsqueda activa de empleo.


Actualmente, desde hace ya varios años, la comunicación vía email ha demostrado ser una comunicación eficaz que además nos ahorra costes, tiempo e intermediarios. Por este motivo, en muchas ocasiones, disponer de las direcciones de correo electrónico de las empresas a las que queremos solicitar un puesto de trabajo nos puede ser muy útil para intentar conseguir un empleo por esta vía.

Todavía existen muchas personas que creen que es preferible entregar nuestro currículum en persona en todas las empresas a las que nos dirigimos ya que piensan que el correo electrónico no es un canal efectivo. Las redes sociales están demostrando ser uno de los canales más efectivos.  Sin embargo, este canal puede ayudarnos y puede resultar efectivo si tenemos en cuenta algunos consejos a la hora de enviar nuestras candidaturas:
1. Debemos revisar con detalle nuestro currículum vitae. Como ya hemos comentado en otros post, este currículum se adaptará lo máximo posible a la empresa y sus características, así como al puesto al que optamos o nos gustaría obtener.
2. Nunca enviar el mismo email a varias empresas simultáneamente. Las empresas deben sentirse únicas, no debemos mostrar que estamos optando a varios puestos de trabajo. Nunca enviar el mismo email con copia a varias empresas. Si estamos reenviando el mismo, debemos borrar del campo asunto el Fwd:, que muestra que ese correo está siendo reenviado.
3. Personalizar el campo Asunto para cada uno de los envíos. En el campo Asunto debemos referir el puesto en el caso de que estemos respondiendo a una oferta que la empresa haya publicado. En ese caso, deberemos incluir el asunto que la empresa haya indicado en su oferta. Si no nos han dado los datos del asunto, siempre deberemos indicar en el mismo a qué puesto nos referimos.
Si se trata de una autocandidatura que realizamos de forma espontánea, deberemos indicar qué estamos enviando, es decir, nombrar que se trata de nuestro currículum vitae y nuestro rango profesional, indicando, por ejemplo: Currículum vitae de Laura Mateo Catalán, Social Media Manager. De esta forma dejaremos claro qué estamos enviando y podemos despertar el interés de la persona que lo recibe. 
El campo Asunto es muy importante puesto que hemos de tener en cuenta que en las empresas se reciben muchos mails cada día y debemos dar la posibilidad de que, la persona que lo reciba, sepa qué le estamos enviando.
4. Personalizar el mail, si es posible.  Enviar el mail a la persona que más directamente se ocupe de la selección de personal. No basta con conseguir la dirección genérica de la empresa. Debemos intentar dirigir el correo a la persona que suele tomar las decisiones de personal, si podemos averiguar dicho dato. De esta forma, nos enfocamos hacia la persona concreta, nos dirigimos a ella con su nombre.
5. Incluir el currículum vitae como adjunto. Es preferible que lo enviemos en formato PDF para que no pueda ser modificado y no se descuadre cuando se abra desde otros equipos. Existen programas para convertir los archivos en PDF de forma gratuita como, por ejemplo, PrimoPDF. 
6. Incluir una carta de presentación en el cuerpo del mensaje. Cuando la persona abra el mail debe encontrar la carta de presentación perfectamente redactada y dirigida, si es posible, a esa persona concreta. (Si se trata de una respuesta a una oferta normalmente se conocerá a la persona a la que tenemos que dirigirnos).
En esta carta de presentación debemos incluir los datos sobre nosotros que más destacan y se ajustan al puesto o empleo al que optamos. La finalidad de esta carta es presentarnos y conseguir que el reclutador se interese en nosotros y quiera ampliar la información, abriendo nuestro currículum vitae. En esta carta debemos mostrar lo más relevante, no todos los datos. Funciona muy bien hacer hincapié en habilidades, experiencias, valores que vamos a aportar. Si el reclutador tiene interés, siempre podrá ampliar los datos concretos en nuestro currículum.
7. Firma la carta de presentación e incluye tus datos de contacto. Para esto puede servirte tener un pie de firma en tu correo electrónico en el que habrás de incluir todos tus datos de contacto. No olvides incluir tus redes sociales en la firma del correo. Actualmente, un alto porcentaje de reclutadores buscan la información de los candidatos en internet y redes sociales. Si quieres mostrar quién eres y que te conozcan profesionalmente, has de estar en redes sociales y permitir que la persona que va a tomar la decisión pueda ampliar todavía más la información que tiene sobre ti. Una herramienta que puede ayudarte a insertar la firma en los emails y que facilita que incluyas enlaces a través de iconos de redes sociales es WiseStamp. 
8. Utiliza una dirección de correo seria. Puede que tengas una dirección de correo muy graciosa y simpática pero en este caso debes mostrar seriedad por lo que es mejor que crees una más seria, con tu nombre y apellidos para enviar estos correos. Todos los detalles cuentan.
9. Trabaja tu base de datos. Es recomendable que vayas archivando todos estos correos electrónicos que obtienes de la forma más completa y correcta posible. Puedes crear grupos, por ejemplo, en Gmail para tenerlos siempre disponibles.
10. Utiliza una agenda o libreta para anotar todos tus pasos en la búsqueda de empleo. En esta agenda no sólo tendrás que registrar los correos que hayas enviado, también todo lo que haces para buscar trabajo, a qué empresas te has dirigido,  con quién has hablado, fechas, respuestas… De esta forma tendrás siempre un registro de por dónde vas y lo que has ido realizando, para no perderte o dudar si ya has contactado con una empresa determinada.
No olvides que el email es una fuente importante de spam y que debemos intentar escapar de esos filtros y conseguir que nos lean.
Aún siguiendo todos estos consejos, nadie nos asegura que nuestro correo sea leído si se trata de una autocandidatura. Muchas veces las empresas no contestan a estos emails, aunque en ocasiones sí que lo hacen aunque sea para indicarnos que en ese momento no necesitan a nadie. En cualquier caso, cuida los envíos que realizas y no te desanimes. Muchas veces, las empresas, van guardando todos estos datos en sus bases de datos y puede que te necesiten en un futuro.
¡El único fracaso es no intentarlo! 
Se trata de una forma más, sencilla, sin coste y rápida, de acceder a más oportunidades. El email sigue estando ahí, aunque ahora tenemos herramientas muy potentes como las redes sociales profesionales. En la búsqueda activa de empleo todo suma.
Y tú, ¿Qué acciones realizas en la búsqueda de empleo?
Fuente: laurymat

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada