miércoles, 30 de mayo de 2012

Los trabajadores españoles trabajan más horas y asumen más funciones por culpa de la crisis


El 64% de los empleados españoles trabaja actualmente más horas que en el año 2010, según la última edición del Índice Global sobre la conciliación de la vida laboral y personal elaborado por Regus, proveedor mundial líder de espacios de trabajo flexible.
Desde que se iniciara el periodo de recesión, muchas empresas han reaccionado recortando sus plantillas para ajustar su balanza de gastos. Un efecto paralelo al recorte de personal no es solo el aumento del horario laboral, sino también la necesidad de adoptar nuevas tareas dentro de la misma organización. En este sentido, el 73% de los trabajadores españoles afirma haberse hecho cargo de responsabilidades adicionales a su cargo desde 2010, ya que no han sido atribuidas a nuevos miembros de la plantilla.
Fórmulas de trabajo eficiente
Sin embargo, según el estudio de Regus, algunas empresas también han sabido reaccionar a la nueva situación, buscando fórmulas de trabajo más eficientes para la empresa y el empleado. Según el 35% de los empresarios encuestados, sus empresas han intentado reducir el tiempo de desplazamiento al trabajo de los empleados, reconociendo la tensión e inconvenientes relacionados con los desplazamientos entre el hogar y el trabajo.
En opinión de Olivier de Lavalette, Director de Regus para Europa del Sur, “la presentación de este nuevo índice de conciliación de la vida laboral y personal arroja datos desigualmente esperanzadores en los diferentes países. Las difíciles condiciones económicas y los efectos de la crisis han tenido un impacto previsiblemente negativo en la vida laboral de los españoles, derivando en unas jornadas laborales más largas y en una mayor carga de responsabilidades adicionales".
"La situación actual obliga a las empresas a centrarse cada vez más en los resultados y en buscar prácticas laborales menos tradicionales, inclinándose por proporcionar más flexibilidad a sus trabajadores, en pro de incrementar la eficiencia. Una de estas medidas, cada vez más popular, consiste en ayudar a los trabajadores a reducir los agotadores e improductivos periodos de desplazamiento al trabajo mediante la introducción de unas prácticas laborales más flexibles, con el fin de incrementar la productividad, asociada al bienestar del empleado”, añade De Lavalette.
Por debajo en conciliación
Por último, el Índice Global sobre la conciliación de la vida laboral y personal de Regus, pone de manifiesto que el grado de conciliación entre el trabajo y el hogar en España, con 106 puntos, se encuentra 18 puntos por debajo de la media global, situada en 124.
Fuente: RRHH Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada