sábado, 26 de mayo de 2012

Cómo pongo en marcha mi negocio por Internet


La Red es el terreno en el que crecen casi todas las ‘start up’ creadas por emprendedores. Saber lanzar un negocio online es ya una necesidad para iniciar cualquier proyecto.

La Red es el gran mercado en el que los emprendedores hacen realidad su empresa: es sencillo, no requiere inversiones elevadas y las barreras de entrada son fáciles de salvar. Para montar un negocio por Internet se necesita, de forma muy resumida, una buena idea y un ordenador.
No obstante, estas facilidades también pueden volverse en contra del nuevo empresario. La competencia es alta y, por eso, hay que destacar y ofrecer servicios diferenciados y de calidad, y generar confianza en los usuarios. Además, el emprendedor debe encontrar un nicho atractivo y que todavía no haya sido explotado.
Éstos son algunos de los puntos clave para montar una empresa online.
El plan de negocio. Los pasos previos para poner en marcha un proyecto digital no difieren en gran medida de los que hay que seguir para lanzar una empresa tradicional. En primer lugar, el emprendedor debe realizar un buen plan de negocio. Esta herramienta es un instrumento que recoge la descripción de la compañía; el nicho de mercado, es decir, la dimensión de la empresa y la organización del negocio; los competidores y clientes; los costes e ingresos; la estrategia de venta, y el equipo que forma parte.
Elección del dominio. El emprendedor debe plantearse que sus clientes nunca han oído hablar de su marca; por eso, el nombre del dominio es clave. Fermín Palacios, director de experiencia de cliente de Arsys, aconseja que “se elija un nombre relacionado con la actividad, que sea fácil de recordar y de teclear”.
Lanzamiento de la web. Como en el mundo online no existe el trato directo con el cliente, el portal debe transmitir confianza para lograr atrapar al consumidor.
En este sentido, Palacios explica que hay que trabajar la sección de contenidos: “Los usuarios necesitan información y datos personalizados. De este modo, se sentirán atraídos y se generará confianza”. Además, cuanta más información contenga la web, mejor posicionada aparecerá y, por tanto, logrará mayor visibilidad.
Yago Arbeloa, presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI), considera que “el nuevo empresario debe lanzar una versión básica de la web para comenzar a encontrar clientes”. Así, se empieza a generar tráfico, ventas y publicidad. No obstante, Arbeloa advierte de que “antes de actuar, se debe pensar en qué se va a hacer y cómo”.
La financiación. La versión inicial de la web permitirá conseguir los primeros ingresos. Aun así, el presidente de la AIEI estima que “desde 6.000 euros se puede intentar vender productos y servicios por Internet. Una cifra inferior a la creación de un negocio offline”. Y añade que “en el momento que la web empieza a funcionar, hay que acelerar la búsqueda de capital”.
Promoción del negocio. La empresa debe ser visible, aparecer de forma destacada en los buscadores, ser activa en las redes sociales y destinar recursos a la publicidad online. El emprendedor debe familiarizarse, además, con las herramientas que miden el número de clics y de usuarios únicos para controlar el negocio. “El hecho de que se pueda vender en todo el mundo significa también que la competencia será feroz y cualificada, ya que puede surgir mejor tecnología con menores costes y más talento en cualquier rincón”, concluye Arbeloa.
Diética
Un negocio abierto las 24 horas del día los 365 días del año sólo es posible, hoy por hoy, en Internet. Y ésta fue la motivación de Abel Cerdá para crear Diética el pasado año. Esta tienda online comercializa productos de herbolario y de frutería ecológica bajo pedido. De este modo, al no tener ‘stock’ Cerdá ha reducido considerablemente los costes del negocio. El emprendedor puso en marcha una página web básica para empezar cuanto antes y conseguir rentabilidad. Ahora, el principal problema es darse a conocer: “Si no estás bien posicionado ni eres accesible, no existes”.
Directodelolivar.com
Ricardo Carmona ya tenía experiencia antes de poner en marcha en agosto de 2010 DirectodelOlivar.com’. Doce años de trabajo en Siemens y la participación en diversos proyectos de tecnología como socio fue lo que hizo decidirse a lanzar su propio negocio de venta online de aceite de la comarca de Sierra Mágina (Jaén). Carmona necesitó 30.000 euros para poner en funcionamiento la web, que creó en sólo un mes, y probar el modelo de negocio. Los obstáculos en Internet radican, según este emprendedor, en la necesidad de visibilidad y en la creación de barreras de entrada.
Tiendeo
“Lo único que teníamos claro es que montaríamos un negocio basado en una web y aplicaciones para el móvil”, explica María Martín, cofundadora de Tiendeo, portal que agrupa catálogos y folletos de tiendas. Los tres socios buscaron una idea con mercado, escalable y original. Cuando tuvieron el boceto de Tiendeo, realizaron una encuesta entre amigos y familiares para desarrollar la web. Luego, realizaron el plan de negocio y estudiaron el mercado y los clientes. Por último, desarrollaron la plataforma en beta, la lanzaron y buscaron la inversión para desarrollarla plenamente.

Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada