lunes, 28 de mayo de 2012

Casi el 70% de los españoles estaría dispuesto a cambiar de ciudad para encontrar trabajo


Según una encuesta realizada por la firma de Recursos Humanos Randstad entre más de 1.200 profesionales en activo, el 69% de los españoles se encuentra actualmente dispuesto a cambiar de ciudad con el objetivo de encontrar un empleo.

Si en 2010 el porcentaje era del 62%, el año pasado aumentó hasta el 65%, lo cual supone una subida de siete puntos porcentuales en los últimos dos años.
A la hora de elegir destino, la mayoría de los encuestados, el 52,34%, prefiere quedarse en nuestro país y elegiría cambiar de residencia para trasladarse cualquier otra provincia española.
Del resto de consultados, un 20,29% optaría por un destino dentro de la Unión Europea, un 3,44% elegiría países fuera de la UE, pero de habla inglesa, el 3,86% elige destinos minoritarios, que abarcan tanto Latinoamérica como países emergentes, y un 20,07% se marcharía allí donde tuvieran empleo.
Este análisis permite discernir entre las prioridades de los encuestados. En primer lugar, destaca la cercanía geográfica. Los trabajadores prefieren quedarse en el país aunque sea en otra provincia con mayores posibilidades de empleo (Madrid y Barcelona cubren la mayor parte de expectativas de los encuestados).
Por otro lado, los idiomas cobran un auge muy destacado en el aumento de la empleabilidad de los trabajadores. Quienes elegirían irse al extranjero lo harían mayoritariamente a países de habla inglesa, destacando especialmente Reino Unido. Por último, los países que, a priori, más empleo están generando y cuentan con mayores posibilidades de desarrollo profesional también se sitúan entre los más destacados entre los consultados, como es el caso de Alemania, China o Brasil.
¿Por qué se marchan?
Los motivos de esta fuga de talento son claros. Las circunstancias económicas son la principal razón para el 83% de los encuestados, aunque existen matices. Si un 45% señala la crisis en términos globales como factor fundamental para tomar esta decisión, un 38% asume que la falta de oportunidades laborales es el principal causante para tener que abandonar su actual ciudad.
Para el 17% restante el objetivo es otro. Las metas profesionales y la posibilidad de encontrar en otro lugar de España un empleo que le permita progresar dentro de su escalafón laboral es la principal razón para explicar su traslado, lo cual no está tan directamente relacionado con los efectos de la actual situación económica.
En este sentido, la encuesta elaborada por Randstad establece diferencias si la pregunta la responden trabajadores en activo o desempleados. Respecto a los primeros, un 65% está dispuesto a cambiar de ciudad en aras de encontrar otro puesto de trabajo, mientras que esta opción sube hasta el 71% en el caso de los profesionales que se encuentran en el paro.
En los dos casos se registran aumentos respecto a la muestra elaborada el año pasado, aunque llama la atención que es mayor entre los trabajadores en activo (5 puntos porcentuales) que entre los desempleados (3 puntos porcentuales), lo cual evidencia que el profesional siente una menor seguridad en su actual puesto de trabajo.
Movilidad geográfica, elemento diferenciador
La movilidad geográfica no es un hecho desdeñable. Actualmente supone un elemento diferenciador dentro de las relaciones laborales. Los profesionales con capacidad de movilidad nacional fortalecen sus actitudes a través de la superación de nuevos retos. Asimismo, a las empresas les ayuda a obtener recursos. La alta especialización que se requiere para algunos proyectos y la escasez de determinados perfiles requiere esta movilidad, de la misma manera que abre más oportunidades a los especialistas.
Los hombres (72%) son más proclives que las mujeres (66%) a la movilidad laboral. En ambos casos aumenta el porcentaje respecto al año pasado, aunque es más significativo entre las mujeres, que registran un incremento del 5%. Esta diferencia de seis puntos porcentuales es significativa, ya que actualmente el descenso de la ocupación es casi tres veces mayor entre los varones (278.300 menos) que entre las mujeres (96.000 menos), según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año.
Aumenta la movilidad de los trabajadores de entre 25 y 44 años
Actualmente, siete de cada diez profesionales de entre 25 y 44 años de edad están a favor de la movilidad nacional para conseguir un empleo, la misma cifra que el año pasado. Tras ellos se sitúan los jóvenes de entre 18 y 24 años (68%), que se encuentran ante el reto de su primer puesto de trabajo y que tradicionalmente presentan una mayor capacidad de movimiento por la ausencia de cargas familiares.
Por último, los más experimentados y que se encuentran más cerca de la jubilación (63%) son los que presentan la cifra menos alta, aunque sigue siendo igual de contundente que las anteriores, y más si se compara con 2011, donde registra un aumento de 24 puntos porcentuales, lo que evidencia un cambio de actitud en sus prioridades laborales.
Los universitarios pierden el primer lugar
El nivel de estudios también supone una variable que determina un comportamiento u otro. Los más proclives son los que han estudiado alguna rama de Formación Profesional (80%) quitando del primer puesto que ostentaba el año pasado a los universitarios (77%), pese a que aumenta en seis puntos porcentuales su interés por cambiar de ciudad para conseguir un empleo.
En el lado contrario de la balanza, se sitúan aquellos sin estudios (57%), lo cual les deja con el mismo ratio que en 2011.
Manchegos, cántabros y gallegos, los más móviles
La encuesta elaborada por Randstad también establece diferencias por comunidades autónomas. Castellano-manchegos (84%), cántabros (80%) y gallegos (79%) son los más partidarios de cambiar de ciudad para encontrar un puesto de trabajo.
Por su parte, canarios (50%), aragoneses (54%) y baleares (60%) son los que menos favorables se muestran a la movilidad, pese a que en todos los casos se llega como mínimo a la mitad de la muestra, lo cual refleja el grado de aceptación que existe.
Fuente: RRHH Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada