viernes, 23 de diciembre de 2011

Caja Rural contrata a ocho emprendedores en su plan de expansión, y contratará a siete más en 2012


La Caja Rural Castilla-La Mancha ha ampliado su área de negocio a ocho nuevos municipios de la región a través de la fórmula de las agencias financieras, al frente de las cuales ha situado a personas emprendedoras que ofrecerán a sus clientes los mismos productos y servicios que una oficina bancaria, pero como autónomos.
Los convenios para su puesta en marcha han sido rubricados hoy en Toledo por el director general de la entidad financiera, Víctor Manuel Martín, y los respectivos responsables de las nuevas agencias financieras, entre los que, por ejemplo, destaca la presencia de un alcalde, el de Almonacid del Marquesado (Cuenca), Álvaro Martínez.
El resto de las localidades en las que, a partir del nuevo año, tendrá implantación la Caja Rural Castilla-La Mancha a través de estas agencias son Fuentealbilla, Yeste, Chinchilla de Montearagón, Villaverde de Guadalimar, Riopar, en la provincia de Albacete, y Villalba del Rey y Campillo de Altobuey, en Cuenca.
El director general ha indicado que la firma de estos convenios supone "el pistoletazo de salida" a la apertura de más agencias por toda la región, ya que "nuestra vocación -ha dicho- es estar presente en todos los rincones de la geografía castellano-manchega, desde el pueblo más pequeño a la ciudad más grande".
En este sentido ha dicho que las ocho localidades en las que Caja Rural tendrá implantación por primera vez son de mediano y pequeño tamaño, en las que los nuevos agentes desempeñarán su trabajo "bajo una fórmula mercantil de autónomos, que tienen un contrato de franquicia financiera con Caja Rural Castilla-La Mancha".
Martín ha destacado también que el servicio que van a prestar estos agentes financieros "va a ser igual que el recibiría cualquier cliente de la Caja en una oficina normal y corriente", para lo que van a contar con todo el apoyo de formación, logístico y material de la Caja, mientras que ellos aportarán el local.
El director general ha asegurado que el perfil de estos primeros agentes es "muy variado", pero, fundamentalmente, ha dicho, "son gente que tiene voluntad y eso es muy importante, porque lo que se requiere aquí son ganas de construir un proyecto empresarial propio, con todo el apoyo y la fuerza de una estructura tan importante y de tanto prestigio como es Caja Rural Castilla-La Mancha".
En declaraciones a los periodistas, el agente de Fuentealbilla, Pablo Sánchez, ha explicado que, si se ha embarcado en este proyecto, es porque Caja Rural Castilla-La Mancha "está apostando fuerte por la gente", como demuestran los convenios firmados por esta entidad con diputaciones y ayuntamientos para facilitar el crédito e inyectar liquidez en unos momentos de enorme dificultad.
Y ha agregado que la fórmula de la agencia financiera es "una prueba inequívoca de la apuesta potente que está haciendo Caja Rural por los emprendedores, lo que demuestra el compromiso social de esta entidad, que podría haber optado -ha aseverado- por fórmulas más rentables para ella".
Preguntado si tiene intención de "captar" como nuevo cliente al jugador del Barcelona Andrés Iniesta, nacido en Fuentealbilla, ha dicho que sí y que espera ser "lo suficientemente persuasivo" porque la entidad que le arropa le va a facilitar las cosas y "porque tengo la suerte de conocerlo un poquito y a su padre también".
Desde que el pasado verano se iniciara la oferta de empleo vinculada al plan de expansión que está acometiendo la entidad, Caja Rural Castilla-La Mancha ha recibido más de 2.000 currículos para cubrir sus vacantes tanto de personal como de agentes financieros.
En este tiempo, la entidad financiera ha abierto nuevas oficinas en las tres capitales de provincia donde aún no estaba presente -Albacete, Ciudad Real y Cuenca- y en las localidades de Villarrobledo y Tarancón.
Fuente: Portalparados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada