lunes, 6 de mayo de 2013

Convierte Facebook en el canal de venta de tu negocio online

Las redes sociales han evolucionado. No sólo pueden servirte como escaparate publicitario, también ofrecen las herramientas necesarias para funcionar como plataforma de ventas.

Con más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo, Facebook no sólo es ya la red social más importante sino también una plataforma ideal para hacer negocio. Bien lo saben celebrities como Lady Gaga, que no ha perdido paso a la hora de montar su propia página en la que sus incondicionales pueden hacerse con los productos del sello de la cantante. Otras empresas como Delta Airlines también han sucumbido a los encantos de la plataforma de Zuckerberg. La aerolínea permite a los usuarios reservar vuelos en la página de la red social.
Según un informe publicado por Deloitte en enero de 2012, Facebook ha ayudado a la creación de más de 20.000 puestos de trabajo y ha añadido un valor estimado en 1.400 millones de euros a la economía española. Irene Cano, directora general de la plataforma en España y Portugal, asegura que “Facebook posibilita generar negocio, tanto a grandes empresas, desarrolladores y pymes, ya que permite incrementar las ventas”. Y emprendedores como Amalia Méndez y Goyo Casanova lo saben.
Méndez es la cofundadora de El Rincón Artesano, una empresa dedicada al mundo de las manualidades que elabora, a gusto del consumidor, muñecas personalizadas. Su canal natural de ventas es Internet y Facebook se ha convertido en el dinamizador de su negocio. “Los resultados han sido mejores de lo que esperábamos. Decidimos mover nuestros productos a través de esta red social porque nos permitía publicitar la empresa de manera segmentada, es decir, dirigirnos a nuestros clientes potenciales, y hacer un seguimiento de su impacto”, explican las fundadoras de esta empresa. En su página de Facebook cuenta con un botón con el que el usuario accede a la tienda virtual. Pero hay que tener en cuenta que esta red social no es propiamente un sitio de e-commerce. Cano la define como un punto de encuentro que permite albergar la página de una empresa, crear el contenido, disponer de las herramientas publicitarias necesarias e, incluso, incluir aplicaciones para vender sus productos.
Facebook abrió su código fuente en 2008, que permitió la entrada de desarrolladores externos, lo que lo convierte en un ecosistema en el que compartir ocio, opiniones y, por supuesto, ventas.
Goyo Casanova también está convencido de la fuerza que tiene esta red social. Por eso no dudó en utilizarla como canal de venta cuando en 2011 adquirió un negocio tradicional en Zaragoza: Papeles Pintados Romo. “Es en Facebook donde hemos hecho los mayores esfuerzos en comunicación, ya que la página web no resulta tan atractiva. Gracias a esta plataforma hemos conseguido clientes tanto a nivel nacional como internacional. Para nosotros era impensable cerrar una venta con un cliente de la otra punta del país e, incluso, del mundo”.
Sin embargo, una página en Facebook no garantiza el éxito de un negocio. Javier Echaleku, CEO de Kuombo, aconseja no apostarlo todo a una red social, aunque sí considera que los emprendedores deberían utilizar todo lo que tengan a su alcance para hacer visible sus empresas. Carlos Saldaña, director de márketing de IE Business School, no cree que Facebook pueda servir como plataforma de venta de cualquier producto o servicio. En su opinión, de momento, los que tienen más tirón son los relacionados con el ocio y el entretenimiento.
Otros negocios que confían en la red social
- GafaVintage es una firma de gafas de sol ambientadas en las décadas comprendidas entre los años 50 y 90. Además de su propia página web y tienda online, esta compañía permite a los usuarios de Facebook comprar a través de la red social. Ha dispuesto para ello un botón bautizado como ‘Shop’, que permite adquirir directamente los productos como si de un club de venta privado se tratara.
- Mipuf.es nació en diciembre de 2005 con la intención de fabricar y comercializar mobiliario singular. Apostaron por las redes sociales desde sus inicios porque les permite interactuar con sus clientes tanto antes como después de cada compra. Reciben valoraciones, comentarios y opiniones que no sólo les proporciona publicidad viral, también una forma para saber qué gusta y qué no.
- Moodyo se estrenó en 2011 para que los consumidores compraran de forma más eficiente gracias a su red de contactos. Empezaron a vender a través de las redes sociales en noviembre de 2012 porque advirtieron que un 40% de los usuarios consulta a sus amigos a través de estos canales para realizar sus compras. Moodyo está conectada con el Open Graph de Facebook y el Api de Twitter.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada