miércoles, 28 de septiembre de 2011

Profesiones para trabajar sin salir de casa


En el hogar se pueden realizar desde labores de atención telefónica o programación hasta costura o planchado. Internet y las nuevas tecnologías multimedia han irrumpido en todos los sectores de actividad y han contribuido a la proliferación de los empleos a distancia, desde el hogar. El teletrabajo favorece tanto al empresario como al trabajador, puesto que las empresas pueden maximizar su ahorro. Por otra parte, quienes trabajan desde casa disponen de mayor comodidad y flexibilidad en los horarios, lo cual permite la conciliación familiar y laboral y ayuda a compatibilizar el trabajo con otras responsabilidades. Sin embargo, en la actualidad, los teletrabajadores españoles solo representan al 8% del total de los empleados, pese a que desde el hogar se pueden realizar labores tan dispares como la atención telefónica, la programación de ordenadores o trabajos de costura y planchado.
El teletrabajo es un sistema que se adapta tanto a las grandes empresas como a las pymes, a trabajadores con cargas familiares o a cualquier empresario que quiera rentabilizar su tiempo. Es una nueva forma de entender el mercado de trabajo, que beneficia a empresarios y trabajadores. Aunque cada vez son más frecuentes las empresas que apuestan por estas soluciones, todavía es baja su utilización. Sin embargo, el teletrabajo puede ser una solución en momentos de crisis, ya que permite un gran ahorro de costes a las empresas.
Los teletrabajadores españoles solo representan al 8% de los empleados, frente al 17% en los países nórdicos
Es una modalidad de prestación de servicios de carácter no presencial, por la cual un trabajador, mediante la utilización de medios telemáticos (a través del teléfono o con sistemas informáticos), desarrolla de modo parcial o total su jornada laboral desde una ubicación distinta a la empresa (puede ser su domicilio particular, centros de teletrabajo, oficinas satélites, sucursales, oficinas de clientes o distribuidores, etc.).
Es una relación laboral específica que debe incluir un contrato donde se estipulen las condiciones del empleado. No se considera teletrabajo al hecho de consultar el correo electrónico de la empresa desde casa o fuera del horario laboral.
Gracias al teletrabajo las empresas pueden reducir costes en electricidad, teléfono o limpieza
Las profesiones que se pueden desempeñar desde la propia vivienda se dividen en dos grandes grupos, según sean por cuenta ajena (contratados por una empresa) o por cuenta propia (autoempleo).
·         1. Trabajos por cuenta ajena:
Son empleos que se pueden desarrollar desde el domicilio para una empresa.
o        En el área de marketing y atención telefónicadestacan los siguientes puestos:
§         La atención telefónica a particulares o relacionada con campañas de publicidad (servicio de atención telefónica de clientes, o para atender llamadas masivas, como consecuencia de una campaña publicitaria). Se puede realizar desde la propia vivienda, ya que la empresa solo conecta su número telefónico al aparato de su empleado.
§         Encuestas telefónicas y campañas puntuales.
§         Especialista en soporte técnico: de manera similar a los servicios de atención telefónica, hay muchos trabajos de soporte técnico que se pueden llevar a cabo por teléfono y desde casa. Solo se necesita tener las claves de acceso remoto a la empresa y demás herramientas tecnológicas.
o        En el grupo perteneciente a los trabajos administrativos se incluyen estos empleos:
§         La telesecretaría consiste en la atención telefónica, recepción y emisión de fax, de correo electrónico y de correo ordinario, gestión de agenda, servicio de reclamaciones y dirección comercial.
§         El servicio de contabilidad atiende a los clientes que desean que se les lleve la contabilidad al día.
§         En el servicio de gestoría se confeccionan las nóminas y los documentos de la Seguridad Social, así como los contratos, bajas laborales, etc. También se realiza y presenta todo tipo de documentación fiscal. Este servicio se puede realizar desde el propio domicilio y también desde una oficina satélite.
§         Los servicios de mantenimiento y asistencia: atención telefónica de urgencias demandadas por los clientes, tanto particulares como empresas (averías, grúas, mecánicos, albañiles, fontaneros, etc.).
·         2. Trabajos por cuenta propia (autoempleo):
o        En el área de artes gráficas y diseño, cabe destacar los siguientes puestos:
§         Maquetación de libros y revistas: mecanografiar textos y la maquetación electrónica de libros o publicaciones periódicas son tareas que las imprentas pueden derivar cuando tienen sobrecargas de trabajo.
§         Diseño de folletos, dípticos, carteles y trípticos de campañas publicitarias.
§         Diseño y realización de publicidad en medios electrónicos: confección y diseño de todo tipo de publicidad en soporte CD, banners publicitarios para páginas web, etc.
§         Diseño, realización y producción de CD.
§         Diseño de imagen corporativa y publicidad en medios impresos: servicios de diseño de anuncios en prensa y revistas y confección de logotipos, publicidad, regalos, etc.
o        En el sector de Internet:
§         Diseño de páginas web: a través de encargos, tanto de particulares como de empresas, se pueden diseñar páginas web.
§         Documentación: es la búsqueda de información en internet, comparación de productos, recopilación de noticias, análisis de sectores productivos y estudio de la competencia. Se realiza a través de encargos, tanto de particulares como de empresas. Esta actividad se puede desarrollar como teletrabajo desde el propio domicilio o desde un centro de teletrabajo.
§         Servicios de traducciones en la Red: a través de Internet, se puede ser receptor de diferentes servicios de traducción en cualquier idioma. Es lo que se denomina traductor “freelance”, ya que no se trabaja como empleado de empresa o editorial, sino por cuenta propia.
§         Comercio electrónico en la Red: se pueden recibir encargos que los clientes solicitan a una empresa, mediante confirmación, gestión del pedido y pago del usuario (es más adecuado realizar este servicio desde un centro de teletrabajo, por la complejidad que conlleva, aunque también puede hacerse desde el domicilio).
o        En el área de documentación y periodismo:
§         Periodistas y escritores: son encargos de artículos para periódicos y trabajos de autor o publicaciones para editoriales. Los trabajos se pueden realizar íntegramente desde el domicilio y se remiten a las empresas vía Internet.
§         Servicio de elaboración de documentos: se define como la transcripción de documentos (faxes, facturas, documentos comerciales, etc.), según las necesidades de los clientes.
§         Servicio de Archivo: se ofrece la posibilidad de ordenar archivos o cualquier otro tipo de documentación, según lo requiera el cliente.
§         Consultoría: elaboración de informes técnicos de profesiones liberales, como son los abogados, economistas, etc. Todos los datos se pueden transmitir por Internet y la comunicación con la empresa que hace el encargo se realiza por la Red o por teléfono.
o        En el sector de la informática:
§         Un apartado importante es la programación, que constituye la elaboración de programas y paquetes informáticos a medida, además de juegos para ordenador.
o        Otros trabajos: son labores que se pueden llevar a cabo desde casa, para luego entregar los pedidos a la empresa que los encargó. Entre estos trabajos destacan la costura, el planchado de ropa o el ensobrado de publicidad para enviarla por correo, entre otros. Otra posibilidad es el trabajo de los profesores que imparten clases particulares (idiomas, música, otras asignaturas…) desde su domicilio.

Ventajas e inconvenientes del trabajo a distancia

Ventajas:
·         Para los trabajadores:
o        Los expertos aseguran que los trabajadores se sienten más satisfechos, motivados y con menores niveles de estrés.
o        Se eliminan los desplazamientos entre el lugar de trabajo y la residencia del trabajador, por lo que se reducen los atascos y el gasto en transporte público.
o        Disminuyen los conflictos que el trabajo ocasiona, a menudo, en la familia, puesto que el trabajador puede conciliar su vida personal con la profesional.
o        Permite que el trabajador elija su lugar de residencia y le concede unos horarios más flexibles.
o        Reduce los gastos en el cuidado de los hijos, al disminuir el tiempo que se está fuera de casa.
o        Amplía la accesibilidad al mercado de trabajo.
·         Para las empresas:
o        La empresa, por su parte, contribuye a evitar las emisiones de CO2 y ahorra en electricidad, servicio de limpieza, vehículos de empresa, teléfono o dietas.
o        Las empresas pueden reducir sus costes al alquilar oficinas más pequeñas.
o        Se amortiza la inversión en informática y se aumenta el uso del ordenador.
·         Sociales:
o        Se facilita la integración en el mundo laboral de personas con dificultades de desplazamiento (discapacitados, madres con bebés, hijos al cuidado de personas mayores, etc.).
o        Se evita la concentración de la población en grandes núcleos urbanos y se puede conseguir poblar zonas rurales.
Inconvenientes:
·         Para los trabajadores:
o        Los puestos de trabajo pueden ser más precarios.
o        Al trabajar en soledad, no hay contacto con compañeros de trabajo y con los jefes. Los expertos aconsejan teletrabajar un máximo de tres días a la semana, para no alterar demasiado las rutinas y no desvincularse del todo del ambiente laboral.
o        No tener contacto con los superiores puede perjudicar al empleado al obtener un ascenso. Los anglosajones definen este hecho con la frase “out of side, out of mind” (fuera de la vista, fuera de la mente).
o        La familia puede interferir en el buen desarrollo de la jornada laboral (niños corriendo, discusiones de pareja…), sobre todo, cuando el teletrabajador no dispone de un espacio propio donde ejercer su tarea.
·         Para las empresas:
o        Hay menos control sobre el teletrabajador, se pierde la comunicación y es difícil crear un ambiente de trabajo.
o        Disminuye la seguridad en las transmisiones de datos a través del ordenador.
o        No todas las empresas pueden afrontar los costes de una tecnología adecuada para el teletrabajo: intranet, Internet, ordenador portátil, teléfonos móviles, etc.
·         Sociales:
o        El teletrabajo favorece una sociedad moderna, pero aislada, formada por individuos y no por colectivos.

Los orígenes del trabajo a distancia

En los años setenta del siglo pasado, durante la crisis del petróleo, el físico estadounidense Jack Nilles comenzó a pensar en nuevas formas de optimizar los recursos no renovables. Su gran logro fue “llevar el trabajo al trabajador, y no el trabajador al trabajo”, para lo cual ideó los conceptos “telework” y “telecommuting”. Sin embargo, en esos momentos, la tecnología no estaba aún tan desarrollada como para que el teletrabajo fuera una realidad masiva.
El salto tecnológico se ha registrado en las décadas siguientes, cuando el aumento de la velocidad de las redes de comunicación, la bajada de los precios de los equipos informáticos y la difusión de Internet han puesto a disposición de gran número de personas los recursos necesarios para el teletrabajo. El outsourcing o externalización de servicios en las empresas fomenta el crecimiento del teletrabajo, tanto para los trabajadores autónomos como para los empleados por cuenta ajena en empresas tecnológicas.

Las experiencias en España

La empresa pionera que ha aprovechado las ventajas del teletrabajo en España ha sido IBM. El gigante informático comenzó con el teletrabajo en 1994, cuando sus responsables comprendieron que, gracias al ordenador portátil, no era necesario que los empleados se trasladaran a la oficina. A finales de 1999 trabajaba a distancia casi un 60% de su plantilla.
Otras empresas que han apostado por el teletrabajo son la firma de alimentación Kellogg España, la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles) y el banco BBVA en sus áreas de banca corporativa y de servicios centrales. Además, algunas administraciones públicas han seguido el ejemplo de las empresas privadas. Es el caso del Departamento de Justicia del Gobierno Vasco, donde se ha llevado a cabo una experiencia piloto que combina trabajo presencial con teletrabajo, para conciliar la vida laboral y la familiar. Por su parte, el Gobierno de Cataluña también valora en la actualidad este proyecto.
Fuente: Consumer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada