martes, 20 de septiembre de 2011

Uno de cada tres contratos tiene una duración de menos de un mes

-Más de la mitad de los trabajos firmados no llega siquiera al medio año.-

Medidas para promocionar el empleo, para poner freno a la preocupante escalada del paro juvenil, para remediar el drama del desempleo de larga duración,... Y promesas, muchas promesas propias de época electoral, en las que la creación de miles de puestos de trabajo se lleva la palma del cebo al voto. Esa es la doble realidad teórica del mercado laboral español, y también provincial.
Y, frente a los parados, quienes tienen hoy la fortuna de tener un empleo. ¿En qué condiciones? La temporalidad, y por tanto la precariedad, sigue siendo una de las tónicas de la mayor parte de las condiciones de quienes consiguen firmar un contrato laboral. Buena prueba de ello son los datos de las contrataciones que se llevan a cabo en la provincia.
La estadística en este sentido es una evidencia aplastante: uno de cada tres contratos firmados en la provincia tiene una duración inferior a un mes. En los ocho primeros meses de este año, casi 20.000 de los 62.304 documentos de trabajo iniciales firmados en León no superaban el mes de contratación, y muchos de ellos tenían una duración de menos de una semana. Son un 32% del total de los compromisos firmados entre trabajadores y empresarios.
Es más, si se suman aquellos contratos que no superan el medio año de duración, la cifra supera la mitad del total de los firmados: 36.173 tienen una vigencia de menos de seis mes.
En el caso de los contratos cuya duración no supera el mes de trabajo, aquellos firmados bajo la categoría de «eventuales por circunstancias de la producción» (aquellos cuya temporalidad se justifica por la necesidad de atender «las exigencias circunstanciales del mercado») se llevan la palma: más de 15.000 contratos se firmaron en estas condiciones en lo que va de año en la provincia.
Le siguen los que se firman por Obra o Servicio, para realizar tareas determinadas que no son constantes en la empresa. Los que duraron menos de un mes afectaron a más de 2.000 trabajadores. Y casi 2.700 leoneses tuvieron que trabajar en estas condiciones temporales con un contrato de interinidad, para sustituir a un otro trabajador con derecho a reserva de puesto, según el Servicio Público de Empleo.
En los ocho primeros meses del año se han firmado 62.304 contratos en la provincia, de ellos sólo un 7,6% (2.453) de carácter indefinido ordinario; y otros 820, un 1,3% del total, que se beneficiaron de las medidas de fomento a la contratación indefinida. Los que se firman por obra y servicio y los eventuales por circunstancias de la producción suman 49.331 contratos, más del 79% del total.
Noticias relacionadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada