viernes, 22 de julio de 2011

Adaptar el CV al puesto solicitado


Hudson, consultora de Recursos Humanos especializada en gestión del talento y búsqueda y selección de ejecutivos y directivos, facilita las claves para elaborar un buen Curriculum Vitae (CV), adaptado a la edad y a la experiencia profesional del candidato.
Qué duda cabe que un buen CV debe reflejar con claridad las aptitudes del candidato. Pero no solo eso, sino que, como señalan los expertos de Hudson, hay un aspecto mucho más importante: debe adaptarse siempre al puesto que se solicita y, en cualquier caso, responder siempre a la experiencia real del candidato. Es decir, que no basta con tener un único modelo de CV y enviarlo indiscriminadamente a cualquier oferta de empleo, sino que debemos preparar uno diferente para cada solicitud.
Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar el Curriculum es que hay que centrarse en lo esencial, seleccionando aquella información realmente importante.
Además, hay que hacer especial hincapié en las ventajas particulares para responder a las necesidades específicas del puesto y resaltar aspectos que puedan diferenciar nuestro CV del resto. Todo ello sin perder de vista que no se debe exagerar ni mentir en la información que se incluye en este documento, porque se puede comprobar posteriormente en una entrevista.
El CV debe tener una presentación cuidada y toda la información debe estar estructurada de manera clara y concisa, para que siga un orden lógico y, al mismo tiempo, sea fácil de leer. Por lo general, el CV comienza por los datos personales. En este apartado también es recomendable, aunque no imprescindible, incluir una foto.
Tras los datos personales suele incluirse la formación académica aunque, en el caso de un candidato con una amplia trayectoria profesional, puede empezar por sus logros laborales, indicando en qué empresas ha trabajado y durante cuánto tiempo, qué puestos y responsabilidades ha asumido en ellas… Después se sitúa la formación complementaria, el conocimiento de idiomas y otros datos de interés, como las estancias en el extranjero, la disponibilidad para viajar o cambiar de lugar de residencia, carnet de conducir y vehículo propio. También puede ser interesante incluir referencias de anteriores jefes o superiores.
Por lo que respecta a la extensión, por norma general, un CV debe ocupar una o dos páginas ya que, al centrarse en lo esencial, se reduce considerablemente la información innecesaria. Pero hay veces, sobre todo cuando se trata de candidatos con una dilatada experiencia profesional, que se hace difícil condensarlo todo en tan poco espacio y se necesita una extensión mayor. Sin embargo, desde Hudson recomiendan que un CV no sobrepase las tres páginas.
No hay que olvidar que la excusa de la importante crisis económica mundial y la galopante destrucción de puestos de trabajo sirve a muchos desempleados como etérea anestesia ante el desánimo que ésta situación puede causar. Es así como mucha gente mitiga los posibles efectos negativos que conlleva estar en tan precaria situación. Mal de muchos, consuelo de tontos, que dice el refranero, y ya vendrán tiempos mejores.
Por el contrario, mucha gente encuentra en este contexto el estímulo necesario para sacar adelante iniciativas y propuestas que abran nuevas vías; nuevos caminos de negocio en un sentido empresarial, nuevas oportunidades de empleo en el sentido individual. Vender más, darse a conocer mejor.
Guillermo González, licenciado en Humanidades y Comunicación y máster en comunicación audiovisual y empresarial por la Universidad de Deusto, es una de esas personas que no se dejan influir por un panorama desfavorecedor. Buen conocedor del mundo de la comunicación, tanto en su vertiente pública como privada, ha estado en ambos lados de la barrera: en medios de comunicación y también en agencias.
Tras mucho meditar, Guillermo llegó a la conclusión de que uno de los mayores obstáculos que existen a la hora de conseguir el trabajo deseado es hallar el medio de darse a conocer. Fue entonces cuando surgió la idea. El mismo Guillermo señala que “la comunicación nos ofrece múltiples herramientas en el ámbito profesional, y a veces no nos damos cuenta de que éstas mismas herramientas pueden ser igualmente válidas en el privado”. Este joven licenciado, que apenas cuenta con 28 años, asegura que entre las labores que ha llevado a cabo en su trayectoria, los clipping, mailing, RR.PP. con periodistas, eventos, notas de prensa, o boletines externos e internos estaban a la orden del día. De modo que, según Guillermo, “¿porqué no usar, por ejemplo, una nota de prensa para que la gente me conozca?”
Fuente: Diarionegocio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada