martes, 12 de julio de 2011

Dos nuevas residencias geriátricas pueden generar 140 empleos en Gijón


Todavía no es una oportunidad de empleo que esté operativa, pero lo puede estar en los próximos meses si hacemos caso al reportaje que ha publicado El Comercio de Asturias en el que nos hablan de la construcción de dos nuevas residencias geriátricas en Gijón que pueden ofrecer trabajo a 70 personas cada una de ellas. Se trata de las que se están construyendo en la antigua residencia de estudiantes del López y Vicuña  y en el equipamiento de la Cocina Económica (120 plazas).
Nos hacemos eco de los detalles más importantes de este reportaje de El Comercio de Asturias porque creemos que puede ser una buena oportunidad a la que habrá que estar atento en breve por los puestos que se pueden generar.
El centro de Los Campos dispondrá de cuatro unidades de atención especializada y de su propio equipo de valoración y atención sociosanitaria que evaluará a las personas mayores dependientes, elaborará un plan de cuidados y las distribuirá en función de las distintas patologías que presenten, así como de la intensidad de cuidados que precisen.
Esas cuatro unidades serán: cuidados especiales, demencias, cuidados prolongados y recuperación funcional y atención social. Todas las habitaciones serán individuales y habrá apartamentos para personas dependientes.
Este proyecto traerá consigo la creación de alrededor de 70 puestos de trabajo. La plantilla estará formada casi en su totalidad por mujeres, la gran mayoría con formación en el ámbitos social y sanitario.
La residencia para mayores la promueve la empresa Igdida, S. L. y se construirá en la manzana comprendida entre las calles de Enrique Martínez, Luciano Castañón y la avenida de la Costa. Ocupará el espacio de la residencia de estudiantes de la Congregación de Religiosas María Inmaculada, que sufrirá una reforma integral de todo el interior, respetando la fachada.
Por su parte, la residencia que la Cocina Económica construirá con la herencia de Evaristo Bango Escacho tendrá capacidad para 120 usuarios que se agruparán por perfiles de dependencia. Así, la dependencia leve y moderada ocupará la segunda planta del edificio (con habitaciones dobles y sencillas), los grandes dependientes estarán en la planta primera (con habitaciones dobles y sencillas) y en la planta baja se instalarán algunas habitaciones tipo hospital para los cuidados paliativos. En esa misma planta, además, irán los comedores y cafeterías (para residentes y familiares), así como salas de trabajo y despachos. En el sótano está previsto instalar un área de mantenimiento, gimnasio, peluquería, lavandería, cocina, capilla, tanatorio y mortuorio.
Como complemento, los arquitectos Izaskun Bilbao y Miguel Rubio han incluido en la finca un invernadero «para el esparcimiento y la horticultura de ocio de residentes». Para el desarrollo del programa de necesidades y el estudio de viabilidad de este geriátrico, el presidente de la Cocina Económica, Luis Torres, ha pedido colaboración y asesoramiento al empresario Ignacio Díaz Dapena, al tratarse de un campo que la entidad de beneficencia desconoce y éste domina. A diferencia del centro de Los Campos, el singular equipamiento de Somió aún no tiene fecha prevista de apertura. Sí se sabe, en cambio, que generará en torno a 60 o 70 nuevos puestos de trabajo.
Fuente: Portalparados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada