jueves, 14 de julio de 2011

Consejos para una búsqueda de empleo efectiva en verano


Optimizar el uso de las redes sociales, realizar contactos en actividades estivales o poner al día conocimientos con lecturas profesionales, son algunos de los consejos que se destacan desde Atesora para aprovechar la época estival a la hora de encontrar un nuevo empleo.
En apariencia, el verano parece una época en la que todo tipo de actividad se para, incluso, la de buscar un nuevo empleo. En un primer momento, puede pensarse que los puestos ofertados para cubrir en verano, ya han sido seleccionados o que el mercado volverá a moverse en septiembre. Sin embargo, la estación estival puede ser una estación propicia y fructífera a la hora de encontrar un nuevo puesto de trabajo.
A través de una serie de consejos básicos, Lola Vallejo, responsable de transición profesional de Atesora, detalla cómo sacar el máximo partido al verano con el fin de lograr el éxito profesional.
Puede que, llegada la época estival, sin haber conseguido el puesto de trabajo deseado, aparezca en el candidato un sentimiento negativo y paralizador. Así, surge la idea de que no son necesarias unas vacaciones, y que, sin embargo, son unos meses de “parón” en la búsqueda. “Muy al contrario, el candidato que ha estado durante el año en una búsqueda activa de empleo, se merece un descanso, pero un descanso para re-orientar su búsqueda y hacerla más efectiva”, comenta Vallejo y añade que “cada uno de nosotros, somos nuestro principal motor, si no tenemos optimismo y ganas, todo se para, por eso, al mismo tiempo, somos también nuestro principal freno”.
El verano es el momento ideal para invertir más tiempo en las redes sociales. De esta forma, pueden aprovecharse para seguir trabajando, más a fondo, en la prospección de las empresas “target”, localizar contactos en estas empresas y ampliar información sobre ellas. Por otro lado, el verano es el momento perfecto para “regalarse espacios de aprendizaje dedicados a la lectura para ampliar conocimientos”.
“Es el momento idóneo de analizar y reflexionar sobre qué es lo que nos ha hecho avanzar en nuestra búsqueda de un nuevo empleo y qué es lo que nos ha hecho retroceder”, comenta Vallejo. Así, es vital reflexionar sobre las habilidades, conocimientos, así como sobre las cualidades personales y valores, “de esta forma, puede aprovecharse esta época, para, de un modo más relajado, identificar los tipos de empleo que van más de acuerdo con nuestras habilidades e intereses”. Asimismo, en verano, no hay que desaprovechar la oportunidad de incrementar contactos. “Realizar actividades estivales, conocer nuevas personas, pueden suponer el establecimiento de nuevos contactos que nos podrán ayudar en la búsqueda de empleo. De hecho, el 80% de las posiciones se cubren por contactos”, añade Vallejo.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada