jueves, 27 de octubre de 2011

Las Cámaras de Comercio piden mano dura con los parados que rechazan ofertas de empleo


Con motivo de las elecciones del 20N, muchas organizaciones han dado a conocer las propuestas que trasladan a los partidos políticos y nosotros apenas nos hemos ocupado de ellas para no entrar en la batalla electoral. Sin embargo, tenemos que recoger uno de los puntos más llamativos de los 76 que han presentado públicamente las Cámaras de Comercio y es aquel en el que se piden sanciones hacia aquellos desempleados que rechacen dos o tres veces un empleo. El asunto incluso ha provocado la reacción del Ministro de trabajo, Valeriano Gómez.
Todos sabemos que la actual legislación considera una "infracción grave" el rechazo de "una oferta de empleo adecuada" y "negarse a participar en programas de empleo", lo que conlleva la pérdida de la prestación. Sin embargo, la indefinición del concepto de "oferta adecuada" hace que las sanciones apenas se apliquen.
No obstante, el matiz que agrega la propuesta de las Cámaras de Comercio elimina el matiz de "oferta de empleo adecuada" y lo cambia por el rechazo a dos o tres ofertas de trabajo sin más.
Según recoge el diario El Mundo, con las propuestas de las Cámaras se evitarían situaciones en las que el desempleado prefiere seguir cobrando el paro y continuar engrosando una lista que, tal y como ha recordado el presidente de las Cámaras, Manuel Teruel, ya llega "a los cinco millones de desempleados".
La reacción del Ministro de Trabajo
El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha negado hoy que el cobro del subsidio por desempleo suponga un desincentivo para el trabajo, ya que cree que en estos momentos no existen ofertas de empleo que los parados puedan rechazar.
El ministro ha respondido a la propuesta de las Cámaras de Comercio que han recomendado revisar el seguro de desempleo para evitar "sus efectos desincentivadores sobre el trabajo" y la "proliferación de conductas fraudulentas" y han apostado por la retirada de la prestación a quienes rechacen ofertas de trabajo.
"Durante la crisis el problema no es que se rechacen ofertas, sino que no hay", ha dicho el ministro antes de su intervención en la jornada organizada por UGT en defensa de los servicios públicos.
Además, Gómez ha recordado que la penalización por desestimar una oferta de empleo adecuada cuando se está cobrando el paro ya está prevista en la legislación laboral.
"No tiene sentido insistir en estas políticas cuando lo que necesitamos es crear más puestos de trabajo", ha añadido.
Respecto a la reclamación de UGT de incluir en la reforma de la Constitución "un suelo" de gasto social, el ministro ha asegurado que se trata de una idea interesante que el PSOE estudiará.
Fuente: Portalparados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada