martes, 27 de marzo de 2012

Así se pone en marcha un negocio con menos de 50 euros


Con una buena idea y una pizca de ingenio muchos emprendedores pueden hacer realidad su empresa. La financiación, en estos casos, no es el problema, pues la mayor inversión es el tiempo
Una gran inversión no garantiza el éxito de un proyecto. Como muestra, emprendedores de la talla de Jaime Pazos, Alberto Baselga o Gregorio Martín-Montalvo que lograron poner en marcha sus empresas sin más ayuda que su ingenio y su tiempo.
El éxito de una empresa, para Valvanera Castro, profesora de EOI, no depende tanto de que la inversión inicial, sea elevada o no, sino de “un modelo de negocio innovador que aporte valor al mercado y sea diferencial; del equipo promotor de la idea y un proceso de creación empresarial que se haya hecho de forma sistemática, analizando qué viabilidad tiene la idea”.
Encontrar un ‘ángel’
Todos estos pasos son imprescindibles para cualquier persona que esté planteándose montar una empresa y, por supuesto, para aquellos que buscan un inversor. De estos inversores se valen los emprendedores que quieren poner en marcha su negocio pero no cuentan con los recursos necesarios. En definitiva, ésta es otra fórmula para crear una compañía sin una inversión inicial elevada. Así lo hizo Álvaro Antolínez, que encontró hace poco menos de un año a su propio ángel. Antolínez llevaba meses estudiando la manera de hacer realidad su idea: un comparador online de coches de segunda mano que aglutinara toda la información pertinente sobre los vehículos en venta. En un evento particular conoció a Enrique Dubois, dueño de Mola, un fondo de inversión especializado en startups en fase semilla.
Antolínez presentó un prototipo de Curverr, y Mola se encargó de la programación de la página y del diseño. A este emprendedor sólo le costó 10 euros comprar el dominio.
CASOS
Reformas con mucho talento
Con tan sólo 25 años y menos de 50 euros en el bolsillo, Jaime Pazos montó a principios de este año Hogar Solutions, una página online centrada en obras de rehabilitación y reformas de edificios y viviendas, y en su mantenimiento. Pazos, junto con otro socio especializado en arquitectura técnica, no le dedicó más de 50 euros a la compra del dominio del sitio web y su diseño corrió por cuenta de un amigo de ambos que no les cobró nada por él. Como los dos socios son autónomos no tuvieron que constituir empresa, ahorrándose de esta manera los 3.000 euros que supone una Sociedad Limitada, y el equipo de obra con el que trabajan también está compuesto por colaboradores autónomos. No tienen por qué adelantar dinero, pues en el presupuesto de cada obra tienen en cuenta el sueldo de la ‘cuadrilla’, el margen de beneficio y el coste del material.
Un escaparate de profesionales
Gregorio Martín-Montalvo es el padre de Myntmarket.com, una compañía que permite a cualquier persona convertirse en emprendedor en Internet en menos de un minuto. Compra y vende servicios ‘freelance’ desde cinco hasta 450 euros. Aquellos que quieran ganar un dinero extra cuelgan su anuncio en Myntmarket.com con las cualidades profesionales que quieran destacar y le ponen precio a los servicios que ofrecen. Martín-Montalvo reconoce que le costó encontrar socios tecnológicos para montar su empresa ya que, o le pedían una inversión inicial muy fuerte o les asustaba el riesgo. Al final, buceando por Internet, encontró sus socios en India que aceptaron ir cobrando a medida que consiguiera clientes y ventas. Así esta web, que ya está entre las mil páginas más vistas en España, Argentina, Chile y México nació por cero euros.
Optimizar las apuestas deportivas
Carlos Sáez se descubre como un hombre inquieto. Con 20 años montó con dos amigos un blog de apuestas deportivas y se dio cuenta del volumen de negocio que movía el juego. Como no tenía conocimientos de programación decidió estudiar lo básico para evitar tener que pedir ayuda. De esta manera dio el salto y fundó en 2009 Pricebets, un comparador online de apuestas en el que se recogen las cuotas, se analizan los resultados y se muestran de forma comparada. Comenzó sin ayuda, pero consiguió un atractivo prototipo que enamoró al inversor y emprendedor en serie Enrique Dubois. Sus objetivos pasan por desarrollar una tecnología capaz de competir con los líderes europeos que facturan más de 50.000 euros al año. De momento, pretende liderar el mercado español para este verano.
Ahorrar costes también es negocio
Optycloud nació este año de la mano de Alberto Baselga y Ángel Esteban. Estos dos jóvenes emprendedores llegaron a la conclusión de que son muchas las empresas que reclamarían ayudas para optimizar sus costes en los sistemas informáticos. Así surgió la idea de su empresa, una firma nacida únicamente con capital humano que provee de servicios sobre cloud computing a otras empresas para ahorrar, acercándoles este modelo a todas sus áreas de negocio. Optycloud consigue que sólo se pague por el consumo necesario, ni un euro más ni uno menos.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada