jueves, 22 de marzo de 2012

Oportunidades de negocio en franquicia


Una cadena de campings con unos estándares establecidos de calidad, instalaciones, servicios y precios o productos alimenticios cultivados de forma ecológica son algunos de las oportunidades de negocio que han registrado un importante éxito fuera de nuestras fronteras. Ahora, bajo el paraguas de la franquicia, también son una ocasión para emprender en España.
El sector minorista supone en España cerca del 90% del tejido empresarial. Un ámbito que hay que potenciar y que, según los expertos, es una pieza clave en la recuperación económica. Muchos profesionales barajan la posibilidad de trabajar por cuenta propia y ven en el sistema de franquicias –sector que supone el 15% del comercio minorista- un paraguas bajo el que empezar a hacer realidad sus proyectos.
Tradicionalmente se cree que lo fundamental es tener una buena idea, original e innovadora, pero la mayoría de las veces no es cuestión de crear algo revolucionario sino saber mirar a nuestro alrededor y aprovechar nuevas oportunidades. El informe de Tormo y Asociados Nichos de mercado y oportunidades sectoriales en la franquicia recoge campos muy alejados que se presentan en nuestro país como una salida profesional.
Áreas en las que emprender
Camping El negocio de los camping existe desde hace mucho tiempo en nuestro país, pero así como en el mundo de los hoteles la franquicia se ha extendido de forma notable, todavía no hay ninguna marca de camping operando en este sector. Para Miguel Ángel Oroquieta, subdirector general de la consultora Tomo & Asociados, “este sector se acabará introduciendo en España. El turismo es un sector muy arraigado y la demanda de plazas de camping ya existe, no hay que partir de cero”.
Una de las formas de comenzar a operar es mediante enseñas ya operativas. Dos de los ejemplos más conocidos son Koa y Camping and caravanning club. El modelo americano está más entroncado con la naturaleza y relacionado como un modelo de vida. En nuestro país el enfoque debería centrarse en buscar la homogeneidad en esta forma de turismo más barata. Con esta orientación, la fórmula factible de apostar por este modelo de negocio es reconvertir los ya existentes. El dueño de un camping que quiera franquiciar su negocio debe demostrar que existe una demanda real, que los resultados son positivos. A partir de ahí es preciso elaborar un plan que aúne criterios de calidad y de servicios.
En España cada camping es un mundo: calidades, instalaciones, servicios y precios varían de uno a otro. No se puede predecir qué se va a encontrar. “Bajo el sello de una cadena de franquicias, estableciendo unos estándares de calidad y precio, se atraería a mayor número de clientes”, dice Oroquieta.
Alimentación y productos orgánicos.
Este sector ya existente en España es un mercado con grandes oportunidades a medio plazo. Ofrece una sana alternativa sobre todo al fast food. Busca comercializar productos naturales procedentes de granjas tradicionales y cultivados de forma ecológica.
Destaca Whole Foods, una enseña estadounidense que tiene más de 300 unidades repartidas por Norteamérica, Reino Unido y Hawai. Además cuenta con una aplicación para comprar desde el iPhone. Oroquieta señala que el mayor hándicap es el elevado coste: “Actualmente, son productos exclusivos, pero su mercado está en crecimiento y cuando la producción se extienda bajarán los precios”. Asimismo, otra oportunidad para este sector serán los corners en las grandes superficies de consumo.
Servicio de catering.
Aunque esta actividad no es nueva, su oportunidad de negocio está relacionada con la especialización: colegios, restaurantes, empresas, celebraciones o particulares. “Es un sector como mucho potencial porque ya está implantada la necesidad. Lo que hay que buscar es el perfeccionamiento y la mejora”, concluye.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada