lunes, 28 de enero de 2013

Qué estudiar para conseguir empleo

Si hay un motivo por el que los profesionales deciden hacer un programa de posgrado, ése es laboral: insertarse en el mercado de trabajo, dar un giro a su carrera, asumir nuevas responsabilidades o crear su propia empresa. Estas son las especialidades con más tirón hoy.

Las salidas profesionales mandan a la hora de formarse en una escuela de negocios, tradicionalmente más cercanas al mercado de trabajo que el mundo académico de las universidades. Y en los tiempos que corren esta motivación se acentúa. Casi la mitad de los candidatos que se plantean cursar un programa de posgrado lo hacen con algún interés relacionado con la mejora profesional: encontrar un trabajo, cambiar de empleo, acceder a un puesto más cualificado o lograr un aumento salarial, según una encuesta realizada por la consultora especializada Círculo Formación entre los asistentes a la Feria Internacional de Estudios de Postgrado (FIEP).
Pero las empresas españolas no ofrecen demasiadas oportunidades actualmente, por lo que hay que saber orientar la formación en función de las necesidades del mercado y del background de cada profesional.
La economía digital que sigue abriéndose paso en nuestro país; la internacionalización de las empresas acentuada por la necesidad de abrir nuevos mercados exteriores ante las dificultades del nacional; la conveniencia de fomentar el emprendimiento y la creación de nuevas empresas para crear empleo y salir de la recesión; y la necesidad de potenciar la acción comercial y de márketing para aumentar las ventas en esta difícil coyuntura son los ámbitos que, en principio, ofrecerán más oportunidades profesionales durante este año.
Al menos esta es la opinión de directivos de veinticinco escuelas de negocios que han sido sondeadas por Emprendedores & Empleo sobre las necesidades de formación de los profesionales españoles y los sectores y actividades que dentro de la crisis presentan mejores perspectivas en 2013.
Estos directivos también señalan las materias relacionadas con la necesidad de las empresas de mejorar la eficiencia y productividad, el control financiero, la auditoría interna, la externalización de tareas y la adopción de modelos de gestión y de negocio low cost.
Los ámbitos que generarán más oportunidades de empleo creen mayoritariamente los responsables de las escuelas de negocios españolas serán el tecnológico, el turístico, las energías renovables y el lujo.
Los bancos, otrora fuente de oportunidades, sufren ahora una situación que no demanda profesionales, pero tienen la obligación de redefinir sus estrategias y recuperar la reputación a través de mayor orientación comercial y cualificación.
El turismo, un clásico español clave en la crisis
El turismo continúa siendo un clásico para la economía nacional y muchos ponen en este sector las esperanzas para que el mercado laboral comience a cambiar. Esta actividad sigue representando un 11% de la ocupación de la población activa española y del Producto Interior Bruto, pero tiene un reto de modernización, innovación y profesionalización por la competencia internacional, que demanda una mayor cualificación de sus gestores y trabajadores. Mario Barquero, director en Madrid de Eserp Business School señala que "todos los expertos en megatendencias coinciden en que las oportunidades más prometedoras de trabajo en un futuro inmediato tendrán que ver con las especialidades más demandadas, entre las que está el sector turístico".
El oasis de la economía digital
Hay casi unanimidad al señalar que la denominada economía digital es actualmente una de las pocas fuentes de ofertas de empleo, por la necesidad de incorporar perfiles formados en nuevas materias. Fundamentalmente, el director de la Madrid School of Marketing, Rafael García Gallardo, señala el ámbito del márketing digital, sobre todo la figura del community manager y lo relacionado con el comercio electrónico: estrategias de márketing para segmentación de mercados, políticas de precios y conocimiento de plataforma tecnológica, para posiciones como jefe de proyecto, directores de márketing online, analistas SEO. "En el campo del de análisis de datos se también se están abriendo enormes posibilidades, para lo que es necesaria formación en estadística e informática, y en las distintas herramientas que se lanzan al mercado. Todas las consultoras de tecnologías de la información tienen abiertos proyectos enfocados hacia esta área".
Además, debido a que estas herramientas son usadas en todo el mundo, su conocimiento aumenta la empleabilidad en España y fuera, añade. La tendencia alcista de compra por Internet y la aparición constante de nuevas tiendas virtuales se convierten en un yacimiento de empleo para comerciales, desarrolladores y emprendedores que con una inversión moderada pueden sacar adelante su propia empresa.
Las finanzas se sofistican
"La volatilidad de los mercados financieros y la caída de los tipos de interés provoca una mayor sofisticación y profesionalización de los gestores de carteras. Por ello, quienes tengan capacidad para aplicar técnicas de gestión cuya rentabilidad esté poco relacionada con el comportamiento del mercado bursátil encontrarán oportunidades en España y fuera. Que conozcan en profundidad los mercados, no sólo los de acciones, sino también los productos derivados y las estrategias de gestión alternativa". Es el cambio que viven el mundo financiero, según Pablo Cousteau, director de programas especializados del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB). Además, señala, que en la auditoría interna y la medición de riesgos las necesidades del sector son obvias y, aunque de forma gradual, se percibe una cierta reactivación de las actividades relacionadas con fusiones y adquisiciones.
Un reto para los abogados
Los graduados en Derecho en los planes de estudios que se introdujeron con el Espacio Europeo de Formación Superior tienen la obligación a partir de este año de realizar un máster si quieren dedicar su futuro al ejercicio de la abogacía.
Pablo Olábarri, director del Centro de Estudios Garrigues, considera además que "es perceptible una mayor demanda en programas de recursos humanos, Derecho laboral y fiscal". Por su parte, Juan José Sánchez Puig, director del ISDE, destaca "la necesidad de especialistas en Derecho Internacional y expertos en otras ramas con una perspectiva internacional; en medios de resolución alternativa de conflictos, como el arbitraje y la mediación; en Derecho tributario y financiero; procesalistas e internacionalistas; y especialistas en el área del Derecho deportivo".
Siempre los ingenieros
"A pesar de la crisis, perfiles como los titulados en ingenierías con buen dominio del inglés, conocimientos de gestión empresarial y capacidad comercial son altamente demandados". Son palabras de Antonio Alonso, director general de la Escuela Europea de Negocios. Por su parte, Andrés Serrano, director general de Structuralia, señala la internacionalización de estas actividades: "Hay oportunidades para nuestros Ingenieros porque empresas de todo el mundo se fijan en ellos. Además de Alemania, que según sus estudios necesitará incorporar 100.000 ingenieros en los próximos años; o de Reino Unido, países como Estados Unidos, México, Colombia, Chile, Perú e India necesitan horas cualificadas de ingeniería para acometer desarrollos de infraestructuras".
El ‘boom’ del asesoramiento ‘freelance’
La nueva realidad socioeconómica abre posibilidades para la figura del profesional externo. Arturo de las Heras, director general del Centro de Estudios Financieros, interpreta que la actual situación económica incrementa la tendencia de las empresas a externalizar muchas actividades para hacer variables sus costes, lo que se está convirtiendo en una fuente de oportunidades. "La necesidad de controlar los gastos e incrementar la eficiencia hace que, con frecuencia, las empresas estén acudiendo a estos freelance cualificados para la realización de labores que antes se hacían internamente. Ante esta realidad, muchos profesionales se están estableciendo como autónomos, creándose así su propio puesto de trabajo, para atender esta demanda. Se abre un espacio para una hornada de asesores de empresa en todo tipo de temas: fiscales, laborales, financieros, contables, consultoría de negocio y estrategia".
Otra de las necesidades de las empresas, especialmente de las pymes y las start up es "afrontar su internacionalización, lo que trae consigo una creciente necesidad de contar con especialistas en materias como mercado exterior y negocios, fiscalidad y legislación internacionales. También todo lo relacionado con la comunicación y el márketing digital como herramientas para facilitar la llegada y difusión en esos nuevos mercados", añade De las Heras.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada