lunes, 18 de marzo de 2013

La Generalitat de Catalunya quiere delegar la intermediación de los parados a las agencias privadas de colocación

La Generalitat quiere delegar la intermediación de los parados a las agencias privadas de colocación. Así lo manifestó ayer el secretario general de Ocupación y Relaciones Laborales del Departamento de de Empresa y Ocupación, Ramon Bonastre, que insta a la colaboración público-privada en la intermediación entre los parados y las empresas que buscan trabajadores.

Bonastre comentó que en estos momentos todos los demandantes de ocupación son colectivos prioritarios, a pesar que los recursos sean escasos. De cara al verano, el SOC tiene previsto hacer público un registro propio de agencias de colocación catalanas, con las que se podrá regular el sector y hacer inspecciones en aquellas empresas que hagan actividades de intermediación y no estén acreditadas.
Esta reforma del SOC tiene como objetivo que los empleados públicos se centren en la evaluación y orientación de las personas desempleadas.
El presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Recolocación y Empleo, Fernando De Sales, destacó la situación insostenible en la que se encuentran las agencias de colocación, “que sufren grandes dificultades para seguir adelante con sus tareas debido a la falta de ayudas y la degradación en la que se encuentra el proceso de intermediación”.
El presidente de ACACER, Angel Buxó, ha manifestado la preocupación del sector y ha pedido a la administración ayudas para poder seguir ejerciendo la función intermediadora que se espera de las agencias, que están realizando este proceso con la dificultad añadida de tener que hacer frente a los requisitos técnicos exigidos por la normativa.
Fuente: El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada