martes, 24 de abril de 2012

Cómo emprender con éxito cambiando de sector


Dos empresarios cuentan cómo han conseguido echar a andar sus compañías en actividades en las que no pensaron en sus años de universidad ni en las que habían trabajado nunca.
José Luis Casero, fundador de la consultora de comunicación estratégica para pymes Grupo Tempo, ha supervisado en un año 75 planes de negocio, de los que la tercera parte ya son una nueva empresa, a través de la asociación de antiguos alumnos del Centro de Estudios Financieros (ACEF).
Por su propia historia personal y por los numerosos emprendedores a los que ha asesorado en esta asociación, Casero está convencido de que se puede triunfar perfectamente en un sector en el que no se tienen ni estudios especializados ni experiencia profesional previa.
Por su parte, Melissa Sapmaz ha montado su propia perfumería online, BelleVip, con la ayuda del Grupo Mola. También uno de los socios de esta incubadora de startups es un reconvertido: un médico que ha desarrollado su carrera en el sector turístico y ahora es empresario e inversor en Internet en todo tipo de negocios.
Sapmaz cree que el desconocimiento te aporta precisamente el punto de inconsciencia necesario para algo necesario al emprender: ser más valiente y lanzarse.
Sus consejos
Melissa Sapmaz y José Luis Casero explican cuáles son las ventajas y los handicaps de poner en marcha una empresa en un ámbito de actividad para que el que no iba dirigida la formación previa del emprendedor ni en el que nunca se había trabajado antes.
Especialistas
Sobre la necesidad de tener un gran conocimiento de un determinado sector, José Luis Casero cree que "para dirigir tu propia firma hace falta saber un poco de todo, pero no ser un especialista, de éstos tienes que saber rodearte".
"En España, las personas tenemos muchos miedos que frenan la creación de empresas", afirma Melissa Sapmaz, fundadora de BelleVip
Equipo
Melissa Sapmaz, fundadora de Bellevip.com, coincide plenamente con la opinión de Casero, y explica: "Por supuesto que toda la formación que puedas tener siempre está bien. Pero lo que hay que hacer es saber rodearse de socios y empleados que sean expertos y especialistas porque nadie puede saber de todo".
Además, esta joven empresaria barcelonesa afincada en Palma de Mallorca añade que "la carrera universitaria poco te puede aportar para el negocio en una startup. Lo que hay que hacer es practicar, aprender, trabajar mucho y rodearte de un buen equipo".
Vocación
El fundador del Grupo Tempo asegura que "los negocios no suelen fracasar por falta de capacidad técnica, sino más bien por temas emocionales. Por eso, para el éxito tienes que elegir un sector que te guste mucho".
Melissa Sapmaz reconoce que los inicios son muy duros, por lo que hace una reflexión a tener en cuenta: "En España las personas tenemos demasiados frenos y miedos que matan el emprendimiento, porque hay que reconocer que es necesario ser valiente y lanzado para crear una empresa en un momento como este".
Un letrado metido a relaciones públicas
José Luis Casero, madrileño de 44 años titulado en Derecho y opositor a juez y fiscal, se alegra de no haber llegado a aprobar esas complicadas pruebas. Después de años de experiencia en puestos de gestión en la Administración Pública, ha terminado asesorando a pequeñas y medianas empresas en materia de comunicación estratégica, para las que organiza eventos y gestiona las relaciones con los medios de comunicación, a través de su propia compañía: Grupo Tempo, que ahora cuenta con seis empleados y factura 200.000 euros anuales. "Vi venir la crisis en lo público y pensé que tenía que crearme mi propio empleo, la única forma de que no me despidan cuando cumpla los 50 años de edad". Nunca antes había trabajado en este sector, pero su faceta de empresario le ha convencido para siempre: "No quiero volver a ser personal laboral nunca más".
De los medios a empresaria 'puntocom'
Sus primeras prácticas fueron las soñadas por todo estudiante de Comunicación Audiovisual: televisiones, productoras... Después, comenzó a trabajar en Marco de Comunicación, una agencia de relaciones con los medios, donde comenzó a ocuparse fundamentalmente de cuentas de nuevas empresas que surgían en Internet, y que la sedujeron. Esta barcelonesa de 31 años se ha mudado a Palma de Mallorca, y ha lanzado junto al Grupo Mola un club de venta de productos de belleza para mujeres de cierto poder adquisitivo: BelleVip. La tienda online ha echado a andar hace seis meses después de un año de trabajo previo y espera alcanzar una facturación de 800.000 euros en dos ejercicios. Está en plena ronda de financiación para captar 500.000 euros con los que potenciar su márketing, abrir una tienda en Facebook y desarrollar la versión móvil.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada