jueves, 25 de abril de 2013

La compañía Vueling busca cubrir las 400 vacantes de auxiliar de vuelo previstas en su plan de expansión

La mayoría acudía provista de su currículo, recién finalizada o a punto de terminar la formación universitaria, con toda la disposición a escuchar los requerimientos de las empresas para acceder a un puesto de trabajo, pero la realidad es que una de las ofertas más atractivas del Foro de Empleo de la Universidad de Oviedo nada tenía que ver con la educación superior. La compañía Vueling, fruto de su apuesta por ampliar flotas y rutas, desembarcaba en el foro académico y empresarial con una atractiva propuesta: 400 plazas para auxiliares de vuelo en toda España con un salario medio de 1.600 euros para 15 jornadas laborales al mes.

El único requisito para acceder a la oferta: «Que sean gente joven con ganas de formarse en este sector», explicaba a quienes visitaban su stand en el Foro de Empleo de la institución académica el personal del centro formativo CAE. La empresa ofrece cursos de entrenamiento que garantizan un puesto de tripulante de cabina de pasajeros. Con sedes en Madrid y Barcelona, esta empresa de servicios de instrucción de vuelo decidió acudir por vez primera al evento convocado por la Universidad de Oviedo con el objetivo de captar personal «para cualquiera de las bases» de la aerolínea de bajo coste que preside el ex ministro Josep Piqué.
«Son cursos con compromiso de contratación», concretaban los responsables de formación de CAE. Esa garantía de empleo sorprendió a más de uno de los que pasaban por el stand. «En mes y medio podéis estar volando», informaban a un boquiabierto grupo de estudiantes de Comercio y Marketing. «Pero ¿habrá unos requisitos?», interrogaban los universitarios. Superar una entrevista personal, con una prueba en inglés, y una dinámica posterior de grupo es el primer obstáculo que deben salvar quienes deseen acceder a esta oferta. A partir de ahí, las plazas están ya aseguradas, pues con tan sólo cuatro meses de formación, incluso sin experiencia previa en el sector, los elegidos se incorporarán directamente a la compañía aérea. Los responsables de Vueling tienen previsto superar el medio centenar de aeronaves con que cuentan actualmente para aproximarse a cien y continuar así ampliando rutas. Ese paso hace necesaria la contratación de cuatrocientos puestos de tripulante de cabina de pasajeros.
«Es una salida laboral distinta que ofrece la posibilidad de viajar por todo el mundo», explican los responsables del proceso de selección. El conocimiento de la lengua de Shakespeare, haber completado el Bachillerato o un ciclo superior de Formación Profesional, ser mayor de edad y mostrar disponibilidad para viajar son los principales requisitos de la oferta. «El salario, de 1.600 euros hacia arriba al mes con una media de quince días de trabajo, aunque en verano puede ser algo más», continúa el personal del centro formativo. Cualquiera de las bases de Vueling en España y el resto del mundo sería el destino de quienes accedan a estos contratos. La compañía opera alrededor de 103 rutas de medio y corto radio en 44 ciudades situadas en España, Europa, norte de África y Oriente Próximo. En España, Vueling cuenta con siete bases: Barcelona, Madrid, Sevilla, Bilbao, Alicante, Málaga, Valencia e Ibiza y tres más internacionales: Amsterdam, Roma y Florencia. Y continúa abriendo nuevas rutas.
«Imaginad tener garantizado un puesto de trabajo», animaban a los alumnos que pasaban por el stand los responsables del centro de formación para tripulantes de cabina. Pero junto con la oferta de empleo de Vueling, el foro universitario reúne desde ayer en el recinto ferial de Gijón a unas 80 empresas y 30 colaboradores de la institución académica. El programa continúa a lo largo de la jornada de hoy, con el objetivo promover el encuentro entre la comunidad universitaria, las empresas y las instituciones relacionadas con el empleo.
Para el rector, Vicente Gotor, ésta es una cita imprescindible con el empleo, habida cuenta de que «nuestra obligación como Universidad es preocuparnos por la inserción y la orientación laboral de nuestros jóvenes». Del otro lado, apuntó la necesidad de que los alumnos complementen su formación académica con una serie de «competencias transversales» que tienen que ver con el manejo de idiomas y las nuevas tecnologías, la capacidad para trabajar en equipo y para adaptarse también a nuevas situaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada