martes, 19 de febrero de 2013

El 75% de los parados no sabe diseñar un plan de búsqueda de empleo, según Lee Hecht Harrison

El problema más frecuente de los parados de larga duración, que en España suman ya el 14,31% de la población activa, es la incapacidad de llevar a cabo un correcto plan para la búsqueda de un empleo.

En este sentido, Nekane Rodríguez, Directora General de Lee Hecht Harrison, división especializada en procesos de recolocación y desarrollo del talento del Grupo Adecco, asegura que “la falta de práctica por parte de los parados que han desempeñado un único trabajo a lo largo de su trayectoria profesional, la frustración por no recibir respuesta a la demanda de empleo y la escasez de oportunidades, hacen que el 75% de los parados fracasen en su búsqueda de empleo”.
El 49% de los candidatos que participan en los programas de recolocación de Lee Hecht Harrison cuenta con trayectorias superiores a 10 años en una misma empresa. Para esas personas, enfrentarse a la búsqueda de un trabajo supone conocer un nuevo diccionario de términos relacionados con el empleo, requiere aprender a trazar un plan, elaborar un currículum o superar con éxito procesos de selección, acciones desconocidas para la mayoría de ellos y que no siempre se realizan correctamente.
Trazar el plan de acción
Los expertos en consultoría de Lee Hecht Harrison recomiendan, en primer lugar, acompañar la búsqueda de empleo de un plan de acción, que esté compuesto por la suma de un plan de búsqueda y un plan de logros personales a través del cual se definan los objetivos propuestos y las metas que se quieren alcanzar.
Para las personas en situación de desempleo, la pérdida de su puesto de trabajo conlleva asociada la desorientación inicial, por ello es necesario trazar un mapa del panorama laboral antes de comenzar la búsqueda de un nuevo empleo planteando tres cuestiones: ¿Qué camino se debe seguir? ¿Cuáles son las necesidades? ¿Por dónde dar comienzo la búsqueda de empleo?
El plan de búsqueda tendrá por objetivo encontrar un nuevo puesto de trabajo en el menor tiempo posible, tratando de encontrar la opción que mejor se adapte al perfil profesional del individuo.
Análisis de los logros
La base para identificar el valor diferencial de un candidato es el análisis de sus logros, es decir, los aportes profesionales que un trabajador ha llevado a cabo en su puesto de trabajo y han generado beneficios tanto cualitativos como cuantitativos. Son acciones que han producido un impacto positivo en la manera de trabajar y aportan soluciones tanto en el desarrollo individual como en el del grupo.
Este análisis identifica las competencias y puntos fuertes para diseñar un currículum atractivo y redactar cartas de presentación que marquen la diferencia así como para crear la marca personal y ofrecer resultados tangibles al mercado laboral. No todos los logros son reconocidos por la compañía, lo importante es que el trabajador descubra sus habilidades en acción y los resultados de su desempeño que hayan abierto nuevas perspectivas y hayan ayudado a evitar incidencias futuras.
Los logros surgen del reconocimiento de los momentos en que un trabajador ha sido capaz de hacer grandes aportes gracias a su originalidad, creatividad e ideas. Son momentos de satisfacción laboral, que mejoraban el día a día en el trabajo y que ayudaban a encontrar la verdadera vocación del trabajador, los retos superados, crisis resueltas, etc.
Un buen análisis de los logros servirá para definir claramente los objetivos del plan de búsqueda, diseñar un buen curriculum, resaltar la marca personal entre la red de contactos, ofrecer resultados tangibles en el mercado laboral y sobretodo impactar positivamente en las entrevistas de selección.
Fuente: RRHH Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada