lunes, 18 de marzo de 2013

Así será la Universidad del futuro

Las facultades del futuro serán muy diferentes, con alumnos de diversas edades y nacionalidades que asistirán menos a clase y trabajarán más frente a un ordenador en un campus virtual. El e-learning cambiará la forma en la que conocemos estos centros de formación.

Internet y el boom de los nuevos dispositivos móviles están cambiando muchos sectores económicos, pero también está impactando en el sistema educativo, especialmente en los estudios universitarios, de posgrado y en la formación continua de adultos. Eugenia Bieto, directora general de Esade, señala a EXPANSIÓN que las universidades van a vivir una auténtica revolución, como está sucediendo ahora, por ejemplo, con el sector de los medios de comunicación. Si es así, las instituciones de educación superior van a tener que afrontar una verdadera transformación que no será sencilla ni exenta de dificultades y resistencias al cambio, como ya se está comprobando en el sector de los medios de información.
Este vaticinio parece más cercano que lejano. Jay Halfond es el decano del Metropolitan College, la principal escuela de la Boston University –la cuarta mayor entre las privadas de Estados Unidos, con más de 33.000 alumnos–. Este directivo asegura que en el futuro la universidad formará no sólo a los jóvenes, sino también a los adultos y a la tercera edad, y los programas de estudios dirigidos a estos públicos más sénior serán mayoritariamente online, como también ha anunciado en un estudio realizado en este país norteamericano la editorial de la Universidad de Oxford.
Nuevo paisaje
Las facultades del futuro se convertirán en aulas globales con estudiantes de diversas procedencias geográficas; también serán multigeneracionales, teniendo que gestionarse una convivencia entre diferentes generaciones hasta ahora ajena a este tipo de instituciones llenas de veinteañeros; y serán, además, multiculturales, especialmente en las titulaciones de grado, explica este directivo norteamericano. En el college que él dirige el 40% de sus 4.500 alumnos sigue ya sus estudios en formato digital.
Una realidad que ha comenzado a ser también importante en España. Aproximadamente el 16% de los estudiantes universitarios de nuestro país hacen sus carreras en instituciones a distancia que, en conjunto, alcanzan casi los 240.000 alumnos sólo en las titulaciones oficiales de grado, licenciaturas, diplomaturas e ingenierías, sin tener en cuenta los programas de posgrado ni la formación continua, donde suman unos 100.000 más.
Pero los retos no llegarán sólo a las universidades que imparten sus titulaciones cien por cien a través de la red. El desafío llegará también a las instituciones presenciales. Jody Olian es la decana de la escuela de negocios de la prestigiosa Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), muy próxima a la cuna mundial de la innovación y la tecnología. Olian cree que "el e-learning está transformando la formación ejecutiva, sin duda. La forma en que se entrega el conocimiento es lo que cambia, y se trata de una revolución de la que ninguna universidad se va a librar. El reto será cómo hacerlo con un modelo de negocio sostenible. Pero también será una oportunidad para llegar a estudiantes de todo el mundo".
La decana de la Anderson School of Management de UCLA, augura que "sólo sobrevivirán los centros que demuestren que aportan un valor añadido a través de la interacción personal que sigue siendo necesaria. Habrá instituciones cien por cien presenciales, otras cien por cien online y nosotros combinaremos los dos formatos: la formación online con la intensidad y experiencia de las clases presenciales".
También habla de supervivencia Andrés Sánchez-Pedroche, rector de la Universidad a Distancia de Madrid (Udima), una institución oficial y privada completamente digital. Para este responsable académico y docente, no hay que olvidar tampoco la función social de los centros de educación superior:"Las especies que sobreviven no son las más fuertes, sino las que más se adaptan. Si no somos capaces de que los titulados universitarios accedan a las empresas o las creen, no auguro un buen futuro a las universidades. Antes se decía que si no era investigadora no era universidad. Ahora, si no es emprendedora, no es universidad".
Transformación
Pero los estudiantes asistirán a muchísimos más cambios. Águeda Benito es la rectora de la Universidad Europea de Madrid (UEM), una institución privada y presencial, pero que ha puesto en marcha un nuevo modelo de aprendizaje bautizado UEMPersonal en el que el alumno elige qué proporción de sus estudios sigue asistiendo a clase y qué porcentaje sigue a través de Internet. El nuevo público universitario demandará mayor flexibilidad de horarios y adaptación a sus necesidades, pero también los jóvenes quieren, por cultura, cada vez más formación delante de una pantalla. Además, el e-learning favorecerá unos grupos más internacionales, con alumnos más activos y participativos y un papel muy diferente de los docentes, que serán, sobre todo, una guía.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada