martes, 22 de noviembre de 2011

Friber duplicará su producción tras una inversión de 9 millones en Bembibre (León)


La nueva planta de fabricación de embutidos permitirá elevar un 20% el empleo

En un contexto de retroceso industrial generalizado, de manera muy acentuada en el Bierzo, la compañía de embutidos Friber colocará el próximo viernes en el polígono industrial de San Román de Bembibre la «primera piedra» de un proyecto que le permitirá multiplicar por dos su actual capacidad de producción. En realidad lo que acaecerá durante el viernes será la puesta en marcha de la nueva planta que la empresa ha construido como complemento de la de loncheados y envasados que se inauguró hace ya cinco años, en el 2006.
La segunda factoría de Friber —Embutidos Pajariel— en el Polígono Industrial del Bierzo Alto ha supuesto una inversión de seis millones de euros, según explicó a este periódico el presidente del consejo de administración de la sociedad, Miguel Ángel Marqués. De este modo, la inversión global en el proyecto se ha situado ya en torno a los 15 millones de euros.
La nueva nave, dotada de tecnología punta no sólo para la fabricación sino también para el embalaje, se concentrará en la producción de embutidos como botillos, longanizas o chorizos, entre otros productos. Embutidos Pajariel concentraba hasta ahora la fabricación en sus instalaciones de Ponferrada. Estas se especializarán a partir de ahora, según precisó el propio Marqués, en los productos de larga curación y salazones. Por ejemplo de cecinas y lacones, entre otras referencias.
La redoblada apuesta de Friber por el polígono industria de Bembibre también tendrá una clara repercusión sobre el volumen de empleo. En estos momento la plantilla de la sociedad ronda los 95 trabajadores. Pero en estos momentos se espera ya la inmediata incorporación de media docena de operarios que siguen cursos de formación. Y con la vista puesta en el año que viene, el presidente del consejo de administración, no vacila: «Esperamos poder crear 14 puestos de trabajo más».
Creciendo. El redimensionamiento de Friber tiene su base lógica en un crecimiento constante en la demanda de sus productos tanto en el mercado nacional e internacional. De tal modo que sino se ponen en marcha en los que queda de año las nuevas líneas de producción se perdería una cuota comercial que afortunadamente para la compañía berciana sigue aumentando a pesar de la crisis.
En todo caso, probablemente hasta mediados del mes de diciembre, una parte esencial de la maquinaria adquirida para la nueva planta no estará completamente instalada, y su plena operatividad puede demorarse todavía entre dos o tres meses.
Entre la factoría de productos envasados y loncheados y la que se dedica a partir de ahora de fabricación de embutidos, la superficie fabril de Pajariel en el polo de San Román supera los 10.000 metros cuadrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada