lunes, 28 de noviembre de 2011

Los cinco primeros pasos en la búsqueda de un nuevo empleo


Definir un objetivo profesional y apoyarse en la red de contactos, dos de las claves

Un cese de actividad laboral no tiene que convertirse necesariamente en una tragedia y puede constituir una buena oportunidad para detenerse a pensar y definir cuáles son nuestros objetivos. DBM Spain recomienda a quienes se enfrentan a un despido que no se dedique a la búsqueda de trabajo frenética e inmediata, sino que se tomen un tiempo de reflexión para evaluar sus capacidades y decidir hacia dónde quieren orientar su futuro.
Perder el trabajo es, en efecto, un acontecimiento doloroso y traumático que además de implicaciones económicas tiene una importante repercusión emocional. Se entremezclan el temor, el estrés y la ansiedad con sentimientos encontrados de rabia y baja autoestima. Desde esta posición de vulnerabilidad no es recomendable lanzarse al mercado, porque la búsqueda es poco selectiva y eficaz.
Según DBM, es preferible dedicar unas semanas a la introspección y plantearse cinco pasos básicos:
1- ¿Qué es lo que busco? Determina el puesto profesional al que aspiras, siendo todo lo específico que puedas. Así, trasladarás lo que aportas con convicción e ilusión.
2- ¿Cuáles son mis logros y mi valor añadido? Concreta tus aptitudes, capacidades y triunfos profesionales y define qué es aquello en lo que puedes ofrecer un plus respecto a tus competidores. El 80% de las personas que busca empleo habla más de su titulación que de logros cuantitativos.
3- ¿Qué quiero transmitir? Elabora un autoanuncio de 90 segundos en el que transmitas concisamente a tus contactos y/o eventuales empleadores qué es lo que ofreces y cómo te pueden ayudar.
4- ¿En quién me apoyo? Recopila todos tus contactos en una base de datos, gestiónalos como si fueran clientes y fomenta el networking.

5- ¿Cómo alcanzo mi objetivo? Tómate la búsqueda de trabajo como un trabajo, define tu plan de marketing, haciendo que tu mensaje se pueda trasladar de forma eficaz por cada canal y establece un objetivo semanal de, por ejemplo, concertar cinco citas y hacer diez llamadas a tu cartera de contactos.
Itziar Nieto, directora de Operaciones de DBM Spain, insiste en que, pese a los efectos perturbadores de un despido, “siempre existen soluciones” y remarca que “los primeros pasos del profesional deben inducirle a pasar a la acción, con el objetivo de facilitar el cambio de actitud y comenzar a pensar a futuro”.
“Lo importancia es ir alcanzando pequeños logros que faciliten la recolocación”, continúa Nieto, “siendo tanto la capacidad de organización como el aprendizaje continuo los factores clave para lograr el éxito”. Y es que la experiencia de DBM demuestra que marcarse un plan de acción “contribuye a superar los primeros momentos que suelen tener condicionantes negativos y un elevado componente emocional”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada