sábado, 25 de febrero de 2012

Cómo encontrar trabajo usando el networking y la marca personal


La carrera profesional viene determinada en muchas ocasiones gracias a estar en el lugar adecuado en el momento adecuado.
Capacidad para hacer y oportunidad para que te lo ofrezcan.
Para la primera de las premisas hay que trabajar duro y formarse continuamente. Tomar riesgos, aprender, equivocarse y acertar.
Para la segunda hay que estar disponible en distintos entornos y lugares. Los de siempre, como tu empresa, foros especializados, en reuniones y comidas de negocios. Y en los nuevos canales: redes sociales e internet.
En España se estima que el 70% de las ofertas de empleo se cubren gracias a los contactos:
-         Un amigo te recomienda ¿Cómo se acordó de ti?
-         Un Headhunter te contactó ¿Cómo te localizó?
-         Fuiste del 30% que te presentaste al proceso de selección, ¿Cómo te enteraste?
Las ofertas profesionales son difíciles de encontrar, no están concentradas en un sólo portal de empleo ni en un sólo medio de comunicación.
Algunas compañías usan sitios de ofertas, otros su página web corporativa, la prensa tradicional o anuncios en redes sociales y asociaciones profesionales (universidades, colectivos, escuelas de negocios).
El papel de Headhunters y agencias de colocación también son fundamentales, e introducen lo que se denomina “búsqueda activa”: la localización en empresas de personas que ocupan puestos y responsabilidades análogas a la posición que se quiere cubrir.
¿Cómo encuentran los reclutadores a estas personas? En directorios, noticias de prensa, a través del boca oreja. Y en foros on line. Si decides no estar por miedo a perder privacidad, otros estarán, serán encontrados y gozarán de oportunidades que tú no tendrás.
Hay que generar oportunidades de encontrar y ser encontrado.
¿Por dónde empezar? ¿Cómo mantener un equilibrio entre visibilidad y privacidad?
1. Elabora un buen perfil profesional en una red social de prestigio que encaje con tus objetivos profesionales. Las redes pueden variar de un año a otro, así que deberás estar atento a su evolución. Las más conocidas por el momento son Facebook, Linkedin y Twitter,  pero no hay que perder de vista la tendencia de las redes sociales verticales, que son aquellas especializadas por temática, sector, geografía, etc.
2. Crea una sólida red de contactos entre tus conocidos y personas de tu entorno profesional.
3. Participa con contenido de calidad. El nivel de participación dependerá de ti y de tus objetivos.
Con estos tres sencillos pasos conseguirás tener una tarjeta de presentación en la red que te defina profesionalmente, sin que atente contra tu intimidad personal.
-         En el caso de que alguien busque un perfil como el tuyo (como candidato, cliente o proveedor) podrá encontrarte.
-         En el caso de que alguien teclee tu nombre en Google o cualquier buscador, encontrará una información supervisada por ti, tu propia versión de ti mismo.
No esperes más para crear tu identidad digital, desarrollar tu marca personal y generar un networking que te ayude a generar oportunidades profesionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada