viernes, 3 de febrero de 2012

Detalles que pueden enviar tu currículo a la papelera


Siempre ha sido difícil saber cómo hacer ver a una empresa por qué debe contratar a un aspirante, pero el actual panorama laboral sitúa al candidato ante una serie de pruebas cada vez más difíciles.Si antes un responsable de recursos humanos se enfrentaba a la selección de un candidato entre decenas de ellos, ahora la decisión supone descartar a cientos de aspirantes. Por ello, el que busque trabajo hoy en día debe ser más cuidadoso que nunca en la confección de su currículo; es el primer contacto con la empresa y es tan importante saber comunicar nuestra idoneidad para el puesto como hacerlo con corrección.

Hay varios aspectos del currículo que pueden marcar la diferencia, que pueden salvar nuestra candidatura de acabar en la papelera del seleccionador antes de tiempo. Algunas cosas pueden parecer obvias, como la corrección en la expresión o el cuidado en la presentación, pero hay detalles que pueden cortar cualquier posibilidad de avance en la candidatura y que mucha gente desconoce, a juzgar por la frecuencia con la que los seleccionadores de personal se encuentran con estos errores.
Errores en la presentación
El formato en el que se presenta un currículo es importante; se trata de que el seleccionador perciba la información sin tener que descifrar una hoja mal formateada. La experta en selección de personal Abby Kohut resume para el portal especializado Monster.com algunos errores básicos en la presentación de un currículo. Índices desalineados y dobles espacios son algunos de los detalles que pueden hacer que nuestra candidatura termine en la basura. Los editores de texto más sencillos disponen de soluciones rápidas para estos errores. No vigilar esto puede hablar mal del candidato sin la necesidad de leer la información.
Otro error habitual es el de ponerse demasiado creativo con la tipografía utilizada. Aquí se exige sobriedad; lo importante es lo que se dice. La fuente utilizada debe aligerar la lectura, no decorarla innecesariamente. "Es poco profesional y hace que el currículo sea más difícil de leer", contaba a Monster.com la cofundadora de la herramienta para la confección de currículos Resunate (www.resunate.com), Mona Abdel-Halim. Lo más aconsejable es utilizar fuentes como Calibrí o Arial y no mezclar más de dos tipografías.
Los formatos estandarizados también repelen a los seleccionadores de personal. Los procesadores de textos y algunas páginas de ayuda pueden aconsejar al candidato para confeccionar su currículo, pero hay que evitar que este parezca una simple plantilla estándar. "Esos los tiro directamente a la basura, porque me dicen que el candidato en cuestión ha puesto menos cuidado en su currículo que los demás", dice Mike Monroe, veterano reclutador, también preguntado por Monster.com. Si se usa una plantilla, lo mejor es personalizar ciertos detalles de la presentación y, sobre todo, utilizar un lenguaje propio y adecuado para el puesto al que se aspira, que demuestre el conocimiento del puesto.
La imprecisión en algunos datos puede esconder algunas mentiras."Algunas lagunas en la información no son importantes, el problema es cuando estas tratan de llevar al engaño", apunta Abby Kohut, que desconfía de los currículos que no indican fechas para especificar la permanencia en un puesto o empresa.
Saber venderse
El currículo no es solo un resumen de datos, fechas y números; es un documento que habla de una persona. Por tanto, debe acompañarse siempre de una carta de presentación. Muchos currículos modernos incluyen también una pequeña declaración de objetivos, pero esta no debe sustituir a la carta de presentación. Si se incluye la declaración de objetivos en el cuerpo del currículo, hay que saber qué decir en ella. Lo ideal es saber explicar de una forma concisa cómo nuestras habilidades y experiencia podrían ayudar al funcionamiento de la empresa.
Para la carta de presentación se aplican criterios parecidos, aunque se puede ampliar más. "Me gusta saber por qué estás contactando conmigo, conocer alguna información de fondo acerca de ti y que me cuentes uno o dos puntos destacados de tu carrera profesional", aconseja Lindsay Olson, socia de Manhattan's Paradigm Staffing preguntada por el portal especializado Moneywatch, de la CBS.
Un detalle importante a la hora de escribir la carta de presentación o de detallar nuestra experiencia en anteriores trabajos es el del lenguaje utilizado. Hay que usar un lenguaje distinto para cada puesto al que se aspira, por lo que no se debe caer en el error de usar un currículo genérico para todas las candidaturas. Hay que demostrar el conocimiento del puesto, por lo que es aconsejable usar jerga específica de ese ámbito.
Describir cómo se han resuelto problemas típicos del puesto al que se aspira, o cómo se han conseguido objetivos que se puedan relacionar con él, pueden ayudarnos a convencer a un seleccionador de personal. "Hay que pensar muy bien cómo sacar partido a cada trozo de información que se da", aconseja Wendy Enelow, consultora laboral norteamericana, en declaraciones a Moneywatch. "Nada en tu currículo debe ser arbitrario, desde lo que se incluye en las descripciones de trabajos anteriores hasta cómo das formato a tu información de contacto", añade Enelow.
Escapar a la papelera, pero no a cualquier precio
Los consejos de los expertos en selección de personal están contemplados desde el punto de vista del contratante. Son útiles para ponerse en el lugar del responsable de recursos humanos, que debe discriminar entre cientos o miles de currículos para poder escoger los candidatos ideales para los escasos puestos vacantes. La experiencia de estos profesionales es el mejor punto de partida para orientarse a la hora de confeccionar un currículo, pero no hay que olvidar que estos consejos solo deben servir para evitar que se descarte nuestra candidatura antes de tiempo, sin la oportunidad de luchar por un puesto para el que podríamos ser un candidato idóneo.
Sin embargo, pasar la barrera del montón de papeles sobre la mesa del seleccionador es solo el principio.
Fuente: yahoofinanzas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada