lunes, 6 de febrero de 2012

Los jóvenes españoles se cansan de buscar trabajo por la frustración y la falta de perspectivas, según CCOO


Según pone de manifiesto CCOO, desde el comienzo de las crisis, que el sindicato sitúa en 2008, el número de jóvenes activos -aquellos que tienen empleo o lo buscan- se ha desplomado en más de un millón de personas, pasando de 5,4 a 4,4 millones.
Este dato refleja, según CCOO, no solo una elevadísima cifra de desempleo -un tercio del total de parados son menores de 30 años-, sino, además, un abandono en la búsqueda del mismo, fruto de la frustración y de la falta de perspectivas.
Así el sindicato, tal y como afirma el sindicato, pese a que el número global de parados jóvenes ha descendido en 1.400 personas, el descenso continuado de la población activa indica que si se contabilizaran todas las personas que realmente están en paro, las cifras de desempleo serían aún más altas, ya que muchos jóvenes, al no buscar activamente empleo, no figuran en las encuestas.
En este contexto, “el desánimo que cunde entre los colectivos laborales de menor edad conduce a la falta de interés por buscar un empleo, porque entienden que no lo van a encontrar”.
Jóvenes CCOO ha exigido al Gobierno de Mariano Rajoy que adopte “urgentemente medidas de reactivación de la economía que estimulen la creación de empleo y permitan frenar la sangría de paro entre la juventud española”.
Dichas medidas “no han de pasar -según Jóvenes CCOO- por una nueva e innecesaria reforma laboral”, ni tampoco por “nuevas modalidades de contratos que abaraten el despido” o por la “alternativa abandonar a los trabajadores y trabajadoras a la precariedad total con miniempleos, falta de cotizaciones, becas de prácticas interminables o salarios ínfimos”.
Para Jóvenes CCOO, “es crucial que se elabore una estrategia a corto, medio y largo plazo que permita abordar el ya estructural desempleo joven, estableciendo una financiación presupuestaria específica. Se hace necesaria una apuesta por la formación que dé cobertura a quienes carecen de cualificación suficiente; por la investigación y el desarrollo, que permita a jóvenes con titulación superior tener un espacio en nuestro mercado laboral y evitar así la ‘fuga de cerebros’, y por el refuerzo a la estructura de la negociación colectiva, para evitar más despidos y proteger a aquellas personas que aún mantienen su puesto de trabajo”.
Fuente: RRHH Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada